La Abadía de Whitby congrega a más de 1000 vampiros

La Abadía de Whitby, el lugar que inspiró para la creación de Drácula, ha reunido a más de 1000 vampiros.1

Batir un récord Guinness siempre es un buen motivo para ponerse un disfraz de Halloween en pleno mes de mayo o para viajar a un lugar tan apasionante como la Abadía de Whitby. Este monasterio de North Yorkshire ha sido testigo de cómo 1369 personas se reunían al mismo tiempo con la intención de batir el récord de mayor congregación de individuos vestidos como Drácula. ¿El motivo? Celebrar el 125 aniversario de la publicación de la novela Drácula del autor Bram Stoker.

Lo cierto es que cumplir con el objetivo de marcar el récord carecía de lógica a ojos de la tradición vampírica. Primero, porque los fans de Drácula, se tenían que presentar en el lugar durante el día, a plena luz del sol. Segundo, porque deberían posar en fotografías en las que, de haber sido como su ídolo, nunca habrían llegado a aparecer. Pero, aun así, el grupo ha conseguido su objetivo y, bromas aparte, han demostrado que el trabajo de Stoker sigue muy vivo incluso más de 100 años después.

La organización del Guinness había dado una serie de exigencias que tenían que cumplirse para poder estar en el libro. Por ejemplo, la vestimenta tenía que coincidir con la de Drácula, incorporar los pantalones negros tradicionales, o un vestido en el caso de quien lo prefiriera, una camisa, una capa negra, un chaleco y los más que obligatorios colmillos. Además, todas las personas tenían que coincidir durante cinco minutos en el mismo sitio.

El objetivo era superar al récord que estaba registrado en el libro desde 2011, momento en el cual se reunieron 1039 vampiros en una congregación en Doswell, en Virginia, Estados Unidos. Pero esta vez el poder de congregación fue superior y personas no solo de Reino Unido, sino del mundo entero, se personaron en el monasterio para aportar su granito de arena en este momento histórico. Las fotos publicadas en redes sociales y periódicos locales muestran cómo, entre los participantes en la obtención del récord, había personas de todas las edades, incluso algún que otro niño. Al fin y al cabo, ha sido un evento realizado con muy buenas vibraciones y, ante todo, pasión por la figura de Drácula.

La Abadía de Whitby fue el lugar que inspiró a Bram Stoker para escribir su libro. El autor irlandés, fallecido en 1912, contó que un viaje al monasterio le había servido de inspiración. Fue allí donde dio vida a ese personaje que ha terminado convirtiéndose en un elemento fundamental de la cultura popular. No solo eso, sino que la figura de Drácula es tan conocida que incluso hay quienes buscan su tumba en las instalaciones de la abadía de Whitby. En realidad, esta parece que fue una de las preguntas más recurrentes durante la congregación de vampiros para superar el récord Guinness. Todos querían saber dónde estaban los restos del Conde Drácula famoso por el libro de Stoker y por las posteriores adaptaciones que se han realizado, sobre la película de 1992 protagonizada por Gary Oldman.

Lo que podrían buscar los fans de Drácula sería, en cualquier caso, la tumba de Vlad el Empalador, el gobernante rumano que vivió entre 1428 y 1476. Este es considerado un héroe y ha pasado a la historia como uno de los personajes más importantes de la trayectoria de Transilvania. En él se inspiró Bram Stoker para crear a su personaje, aunque los historiadores han sido capaces de llegar a la conclusión de que, en realidad, el autor no conocía demasiado bien al histórico príncipe. De ahí que existan grandes diferencias con el personaje real por mucho que haya factores en los que sí coinciden bien sus dos perfiles.

La tumba de Vlad no está localizada y hay muchas historias escritas acerca de su leyenda. En cualquier caso, se cree que sus restos se encuentran en el Monasterio de Comana. Ahí se encuentra una iglesia que se construyó a petición suya y también se trata de un lugar que no se encuentra lejos del punto en el que Vlad murió asesinado. Todo lo relacionado con el vampirismo que escribió Stoker lo hizo inspirándose en las leyendas e historias que circulaban en el folclore rumano. También tuvo en cuenta la dureza que se atribuía a la figura de Vlad y que le había convertido, durante su vida, en uno de los líderes más temibles de toda Europa.

Se desconoce cuándo se intentará volver a superar este récord, pero teniendo en cuenta que ahora se celebra el 125 aniversario del libro de Drácula, lo más probable es que pasarán bastantes años hasta que otro grupo intente superar la cantidad de personas congregadas. Hoy por hoy, cualquier persona que visite la abadía de Whitby, podrá sentir algunas de las vibraciones que Stoker plasmó en el libro y que ayudan a que sea fácil entender la magnitud del lugar que rodeaba el día a día del conde.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...