¿Cambiará Google Wallet la forma de comprar paquetes turísticos?

Google Wallet es la propuesta de Google para implementar el pago virtual de servicios y mercaderías a través de la tecnología Near-Feld Communication (NFC) y existe, desde su anuncios -incluso desde antes, cuando se conoció que Google había introducido la tecnología NFC en sus nuevos terminales Nexus S-, grandes expectativas acerca de cómo este lanzamiento podría impactar en el mundo de turismo.

Si esperamos grandes cambios, los mismos no serán en el corto plazo y, quizás, incluso siquiera sean tan grandes pues hay demasiadas partes móviles y limitaciones técnicas para que Google Wallet reemplace totalmente a otras formas de pago virtuales.

Y es que si bien la tecnología NFC es revolucionaria en muchos sentidos, Google Wallet no deja de ser una especie de repositorio de tarjetas de crédito o de prepagos, algo que ya existe en Internet desde hace tiempo, como PayPal, entre otros servicios.

El concepto de Google Wallet es bastante simple y cómodo pues se trata de un sistema que nos permite evitar llevar encima múltiples tarjetas de crédito e incluso las tarjetas de lealtad, pero no han inventado nada nuevo.

Como es de esperar en Google, un servicio nuevo está, indefectiblemente, vinculado a otro servicio de Google y, en este caso Google Wallet surge como medio de pago para que los clientes aprovechen las Google Deals, un sistema de ofertas similar al servicio brindado por Groupon en donde diariamente se ofrecen ofertas a los suscriptores.

El detalle tecnológico está dado en la forma en que el pago virtual se realiza con Google Wallet: simplemente agitando el teléfono a través del registro en el punto de venta y sin necesidad de cupones, papeles impresos o firmas.

Para que Google Wallet tenga oportunidad de revolucionar la forma en que compramos mercaderías o paquetes de viaje, tendrá que vencer a fuertes y arraigados competidores. Uno de ellos es PayPal, lejos, el líder en pagos electrónicos que recientemente experimentó un aumento del 300% de los pagos móviles.

Por otro lado, cuando pensamos en los diferentes establecimientos que tendrían que contar con esta tecnología para permitir a sus clientes pagar con Google Wallet, sólo hoteles y restaurantes podrían sacar provecho de la tecnología pues sólo en ellos se efectúan pagos presenciales. En tanto, para la compra de paquetes turísticos o vuelos, el monedero virtual carece de utilidad.

Finalmente, hablar de Google Wallet parece fácil, rápido y gratuito (como la mayoría d elos productos que ofrece Google), sin embargo hay que destacar que para que los móviles sean capaces de operar con la misma necesitan contar con un chip NFC que muy pocos smartphones de alta gama tienen. Por otro lado, los comercios deberán contar con un receptor que tiene un costo de $300 dólares.

En general se ha hablado mucho acerca de la NFC en el sector de los viajes – para los pagos, la identificación y el check-in (por ejemplo, la famosa patente iTravel de Apple) y en sustitución de llaves de hotel, sin embargo, muchos de estos usos suenan, todavía, muy lejanos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...