Un perro salvará el día en el aeropuerto de West Virginia

Los incidentes con animales son demasiado frecuentes en el aeropuerto de Charleston y un perro solucionará la papeleta.

perro en el aeropuertoperro en el aeropuerto

¿Qué ha llevado a que el aeropuerto de Charleston en West Virginia en Estados Unidos tome la decisión de adoptar un perro? Si bien la noticia nos encanta, porque para cualquier animal un hogar es un hogar, es importante que la expliquemos para entender los motivos que se esconden detrás de ella. Y según se cuenta en la prensa, el motivo por el cual el aeropuerto ha adoptado al perro es para que se convierta en el guardián de las pistas.

Son varios los casos en los que se han producido incidentes con pájaros en los aeropuertos y en West Virginia esto se está convirtiendo en algo habitual. La presencia del perro será crucial para solucionar el problema y que no se repita de nuevo.

El perro, un collie de 18 meses llamado Hércules, se ha convertido en la estrella del aeropuerto. Su cometido es perseguir y espantar a los distintos pájaros que pueda haber en las pistas para que los aviones no sufran ningún tipo de problema en el proceso de despegue y aterrizaje. Por supuesto, el perro también aporta una dosis de encanto que es difícilmente superable y que ayuda a que el ambiente en general en el lugar mejore de forma considerable.

Para que el trabajo del perro sea exitoso se le está entrenando de manera severa con la intención de que sea capaz de reconocer determinados comandos, tanto verbales como con el silbato. Esto facilitará la posibilidad de que el perro responda a las señales, salga corriendo hacia los pájaros y pueda ahuyentar a cualquier tipo de animal que pueda llevar a afectar al desarrollo del día a día en el aeropuerto.

Los responsables de mantener la seguridad en el aeropuerto hablan de cómo los incidentes con animales son demasiado frecuentes y creen que un perro se puede convertir en un depredador perfecto. Se ocupará de espantar a los ciervos, los coyotes, los pájaros y los conejos que tienen tendencia de colarse en las pistas en momentos en los que no es seguro ni para ellos ni para los aviones. Por supuesto, la presencia del perro en el aeropuerto también llevará a que algunos de los empleados reciban un entrenamiento personalizado que les permitirá interactuar con él de manera segura.

El ejemplo del aeropuerto de Charleston es posible que se vea reflejado en otras instalaciones del mundo entero donde también quieran poner freno a los incidentes con animales.

Foto: Wildfaces

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...