Problemas al viajar en avión con animales

Antes de irnos de viaje con una mascota es importante que conozcamos las normas del país al que nos dirigimos para así evitar posibles incidentes.

Avión con animales

Lo ocurrido hace unos días con los perros del actor Johnny Depp ha hecho que sea importante que se revise todo lo que sabemos acerca de cómo viajar con animales en avión. O más bien, cómo llevar animales cuando viajamos a otro país. El actor se encontró con un grave problema al intentar entrar en Australia en compañía de sus dos perros sin dar buena cuenta de ellos a las autoridades australianas.

Y aunque entre otros países no suele haber problemas en transportar animales, los australianos se sabe que tienen unas leyes muy severas en relación a la llegada de nuevas especies al país. Las autoridades actuaron de forma tan radical que los perros de Depp estuvieron en riesgo de ser sacrificados. Al final el actor tuvo que pagar un jet privado para llevarlos de vuelta, y no es algo que cualquiera se pueda permitir, dado que el coste puede ser de unos 300 mil euros.

El problema de lo ocurrido se encuentra en las regulaciones de bio-seguridad del país, en el cual se impide que se introduzca cualquier tipo de animal sin que se haya dado parte de ello. Australia tiene que aprobar cada entrada de animal que se produzca tras llevar a cabo la revisión de todos los papeles y documentos de las mascotas.

Las normas en Australia son distintas a las que hay en otras partes del mundo. Si has viajado con mascotas en Europa posiblemente hayas comprobado que el ejemplo de los australianos está lejos de ser parecido al que se vive en tierras europeas. Hay normas, como el uso de un pasaporte para mascotas y sistemas de chip, pero los sistemas son distintos. En Australia temen que la introducción de mascotas sin papeleo previo pueda derivar en que se produzca la expansión de enfermedades variadas. Temen la rabia o la ehrlichia, entre otras, pero también que se puedan expandir parásitos por el exterior que hagan sufrir a sus animales.

Es muy importante, por todos estos motivos, que siempre que vayamos a viajar con animales revisemos todas las normas y exigencias que existen en el país de destino. Cuanto más nos aseguremos de que no encontraremos problemas, más tranquilos podremos disfrutar del vuelo. Porque lo que está claro es que no queremos poner en riesgo a nuestra mascota y tampoco deseamos tener que hacer el pago de multas debido a ello. Cualquier tipo de prevención siempre es recomendable.

Foto: Steven Conry

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...