Nunca le hagas fotos a tu tarjeta de embarque

La tarjeta de embarque se debe guardar siempre a buen recaudo por lo sensibles que son sus datos.

Billete de avión

Ya sabéis que lo nuestro son las guías, las recomendaciones o las noticias de actualidad. No solemos empezar un artículo con un encabezado tan directo como este. Pero después de informarnos sobre el tema hemos creído conveniente ir al grano y ayudaros a entender cuáles son los riesgos existentes de realizar algo tan aparentemente inocente como puede ser hacernos una foto posando con la tarjeta de embarque del avión.

¿Pero qué puede haber de malo en hacer eso? Pues resulta, para quienes no estéis al tanto de ello como nos pasaba a nosotros, que hay muchas formas de beneficiarse de manera maligna de las tarjetas de embarque. Solo es necesario que la tarjeta aparezca en una foto para que algunas páginas tengan la oportunidad de escanear su código de barras y a partir de ahí derivar en distintos problemas para la persona que lo haya publicado.

Lo “menos malo” que nos puede pasar es que con ese código de barras la persona de mala fe que esté utilizando la foto decida hacer un seguimiento del viaje que estamos realizando. Es posible que ni nos enteremos de ello, así que tampoco será algo demasiado drástico.

Hay cosas mucho peores que nos pueden pasar. Por ejemplo, que partiendo de la disponibilidad de esa información de viaje la persona en cuestión que nos esté siguiendo decida aprovechar todos los datos que tiene en la imagen de la tarjeta de embarque para hacer mucho más. Por ejemplo, entre las cosas sobre las que tiene control se incluye el cambiar el asiento que ocuparemos en el vuelo. También es posible que cancele nuestra presencia en otros vuelos que tengamos previstos. ¿Os imagináis que os cancelan un vuelo con el que tenéis enlace y que os quedáis en tierra perdidos de la mano de dios porque alguien os ha hackeado?

Las personas malintencionadas también pueden modificar el número PIN de la cuenta, alterar información personal y gestionar otros elementos personales, como el uso de la tarjeta de viajero frecuente. Son demasiados aspectos de riesgo como para que a partir de ahora no lo tengamos en cuenta. Es importante que si nos hacemos fotos lo hagamos teniendo en cuenta los riesgos, sin enseñar la tarjeta de embarque y sin hacerlo en una situación que pueda dar pie a los hackers. Al fin y al cabo ahora las fotos se hacen con tan alta calidad que es lógico que de una sola imagen puedan obtener todo lo necesario para hacerse pasar por nosotros.

Vía: Krebson Security

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...