La historia del hombre que no se movió durante un vuelo de 17 horas

Un estudio ha descubierto que un pasajero no se movió de su asiento durante el primer vuelo de Qantas entre Londres y Perth.

Qantas Business

¿Y si os decimos que un pasajero del vuelo de prueba que se realizó entre Londres y Perth (Australia) no se movió en ningún momento? Suena bastante drástico, pero es totalmente real. Ocurrió durante este primer vuelo directo entre estos dos lugares que se realizó en marzo y que tuvo una duración de 17 horas. El vuelo sirvió para muchos aspectos, incluido para el estudio de hábitos de los viajeros por parte de un comité de científicos de la Universidad de Sydney.

Los científicos comentan que hubo muchos aspectos del vuelo interesantes, pero que lo más llamativo sin duda fue el caso de una persona que no se movió de su asiento durante todo el vuelo. ¿Qué motivo hubo para que esto ocurriera? El viajero cuenta en declaraciones que estaba tan cómodo en su butaca que no veía ningún tipo de necesidad de moverse de ahí.

El vuelo en cuestión era de la aerolínea Qantas y hay que decir que el asiento que ocupaba el pasajero en cuestión era de la clase business, por lo que se trata de una instalación muy cómoda que en la mayor parte de aerolíneas de esta envergadura siempre destaca por su comodidad. No obstante, hay que reconocer que esta es una excelente publicidad para la empresa, una real, eso sí.

Por supuesto, lo que ha hecho este viajero no es nada normal. Los humanos tenemos la frecuencia de ir al baño para orinar entre cuatro y diez veces al día, ocurriendo normalmente en bloques de siete horas alrededor de las 24 horas que tiene el día. Esta persona evitó ir al baño durante 17 horas, una cifra impensable teniendo en cuenta esas estadísticas sobre los hábitos de las humanos para ir al baño. No obstante, es un caso aislado y es posible que puede ocurrir, pero siempre es recomendable que intentemos no permanecer tanto tiempo sentados.

Los profesionales de la medicina lo recomiendan para el día a día y lo remarcan aún más cuando estamos de viaje. Al permanecer sentados durante tantas horas lo que estamos haciendo es incrementar el riesgo de sufrir trombosis producidas por la aparición de coágulos de sangre. No tiene porqué ocurrir, pero en situaciones drásticas podemos llegar incluso a fallecer debido a una embolia pulmonar, así que no es algo como para tomárselo a broma. Esto es lo que le ocurrió al famoso Jonah Lomu, una antigua estrella del rugby, que falleció de forma inesperada al bajar de un avión después de haber estado volando durante un largo periodo de tiempo.

Vía: The Telegraph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...