El momento ideal para ir al baño en los aviones

Una veterana de la industria habla de cuáles son los dos momentos más recomendables para ir al baño en los aviones.

viajes en avión

Llegamos al aeropuerto y para poder embarcar nos encontramos con una cola kilométrica. No te atreves a moverte de allí, ya que si lo hacemos podríamos perder el sitio e incluso hasta el avión. Así que decidimos quedarnos como estatuas esperando ansiosos a que llegue nuestro turno. Por fin… ya hemos pasado todos los controles y nos subimos al avión que nos llevará a un destino maravilloso.

Pero ahora que nos hemos relajado y nos sentamos cómodamente en nuestro asiento… horror, nos entran ganas de ir al baño y ante la llamada de la naturaleza no podemos hacer nada. Nos da mucha vergüenza hacer “popó” en el avión, el baño es pequeño y está cerca de otros pasajeros, pero no podemos aguantar más. ¿Qué hacemos? Tendremos que encontrar el mejor momento para poder ir al baño con tranquilidad.

Para saber cuándo debemos hacer “popó” en el avión la ex asistente de vuelo Erika Roth recomienda en una entrevista a The Daily Mail dos momentos perfectos en los que no nos molestará nadie y no tendremos ese miedo escénico que tanto nos atormenta.

Debemos tener muy en cuenta lo que nos aconseje Roth puesto que aunque ya está retirada ha pasado gran parte de su vida trabajando como azafata en muchas aerolíneas famosas. Según la asistente, durante un vuelo principalmente los que son de larga distancia, existen dos momentos clave que podemos aprovechar para ir al baño con total tranquilidad. De hecho, Roth nos asegura que si vamos en alguno de ellos incluso podremos llegar a disfrutar de unos 10 minutos de sosiego y paz.

El primero de ellos se produce en el momento en el cual el avión se ha estabilizado. Ya sabes que al despegar hay que permanecer sentado y con el cinturón bien abrochado. Una vez que han pasado estos minutos normalmente se apagan los signos del cinturón y podemos ponernos cómodos. Es el momento perfecto, ya que la mayoría de los pasajeros aún no tendrán ganas de ir al baño porque acaban de subir al avión.

La segunda oportunidad nos llegará cuando pasan los asistentes de vuelo con el carrito de las bebidas. Los viajeros no quieren quedarse sin su refresco y por este motivo prácticamente ninguno se mueve de su asiento. Pero si tú tienes ganas de ir al baño debes hacerlo ahora a la vista de que nadie te molestará mientras este el carrito dando vueltas. Así que ya sabes, cuando te entren ganas de hacer “popó” en los aviones recuerda los dos momentos más idóneos que nos recomienda Erika. En cualquier caso, si puedes aguantar un poco siempre es mucho mejor tocar tierra firme y hacerlo en los baños del aeropuerto.

Vía: The Daily Mail

Foto: Gaertringen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...