¿Dónde hay más gérmenes en los aviones?

Un estudio que ha realizado el equipo de especialistas de Travelmath desvela cuáles son las partes menos higiénicas de los aviones.

Comida en avión

Cuando viajamos en avión, por regla general, lo hacemos en instalaciones que son bastante limpias y en las que no hay que preocuparse por la higiene. El problema, como ya hemos mencionado en algunos casos, lo suelen dar algunos de los viajeros que no tienen mucho pudor en realizar acciones poco higiénicas que deberían estar prohibidas por respeto a los demás pasajeros. Aún así, sí que parece que hay aerolíneas y partes de los aviones donde los gérmenes son habituales, lo que no está de más tener conocimiento de ello.

Gracias a un estudio que ha organizado el equipo de Travelmath podemos saber cuáles son las partes de los aviones menos higiénicas. Lo que han hecho ha sido analizar distintas partes de un total de cuatro aviones y cinco aeropuertos distintos, a fin de poder llegar a la conclusión de cuáles son esos lugares en los que deberíamos tener un poco más de cuidado. Los resultados son bastante obvios en algunos de los casos, pero también nos desvelan información interesante.

El primer puesto es uno que nos llama la atención, porque no se trata del servicio, sino de la bandeja que tenemos delante del asiento, en el lugar donde dejamos la comida que nos traen los asistentes de vuelo.

El resultado de esta primera posición no nos sorprende, dado que viene a ser un lugar donde se habrán recogido las muestras antes de que se realice una limpieza completa del avión. Y dado que se trata de una zona cuya limpieza depende de los propios viajeros, es lógico que los resultados hayan estado por debajo de los analizados en otras partes del avión. Siguiendo con esto, el segundo lugar es la fuente de agua de los aviones.

En tercer lugar se encuentra los sistemas de orientación del aire, por donde se mueven muchas partículas y gérmenes de forma habitual. La cuarta posición es muy lógica y se encuentra en el botón que hay en el lavabo y el cual se encarga de activar el disparo del agua cuando hemos acabado de utilizarlo. Se cierra el top de partes menos higiénicas con el cinturón de seguridad que hay en los asientos y con el cerrojo del baño. Notamos, eso sí, que el estudio que se ha realizado ha sido muy exhaustivo, dado que se han comprobado hasta partes del avión en las que no habríamos pensado. Lo malo es que se determina que el interior del avión es más sucio, en términos generales, que el hogar de una familia.

Vía: Travelmath

Foto: Steve Jurvetson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...