Consejos infalibles para superar el jet lag

El jet lag es un problema frecuente al viajar internacionalmente, pero podemos combatirlo con una serie de consejos.

Luchar contra el jet lag

Si eres de los que te gusta viajar de forma habitual y realizas vuelos de larga distancia, seguro que en más de una ocasión te has visto superado por el cansancio y el jet lag ha hecho mella en tu cuerpo. Esto es algo normal teniendo en cuenta que nuestras horas de sueño se ven alteradas y es muy probable que comencemos a notar flaqueo físico y otros síntomas molestos como un dolor de cabeza o fatiga. Sin embargo, aunque el jet lag es inevitable, para que no lo suframos demasiado podemos llevar a cabo una serie de pautas que nos ayudarán a combatir esta situación de una forma adecuada. ¿Quieres conocer cuáles son estos trucos? Si es así te animamos a que leas este artículo y te apuntes todos los consejos que vamos a darte a continuación. Así podrás realizar vuelos de larga distancia sin que el jet lag sea un problema para ti y podrás disfrutar de tu viaje y de todas las cosas maravillosas que te encontrarás en tu futuro destino.

Fase preparatoria: ¿qué hacemos antes de un largo vuelo?

Aunque el jet lag suele afectarnos tras haber realizado un vuelo de larga distancia, debes saber que antes de llevar a cabo nuestro viaje es recomendable que tengamos en cuenta algunos trucos que nos van a ser muy útiles para combatir este desequilibrio que vendrá provocado por los diferentes husos horarios en los que nos vamos a mover en un corto periodo de tiempo. En este caso si quieres afrontar el jet lag de la mejor forma posible te aconsejamos que durante una semana antes aproximadamente intentes habituarte a otras horas de sueño e incluso lleves una dieta diferente y equilibrada. No podemos olvidar que nuestro cuerpo está preparado para realizar estas tareas en 24 horas, con lo cual si estamos despiertos más horas de lo habitual es muy probable que notemos un desequilibrio en nuestro cuerpo.

Programar nuestras horas de sueño

Como bien sabemos, lo recomendable es que durmamos alrededor de unas 8 horas diarias, sin embargo si estamos dispuestos a realizar un viaje de larga duración este tiempo puede trastocarse demasiado. Para evitar sentirnos cansados tras un vuelo de estas características el mejor truco es programar nuestras horas de sueño durante la semana previa a nuestro viaje. En este sentido debes saber que si tu destino te va a hacer que vueles hacia el oeste, lo más recomendable es que intentes dormir una hora menos de lo que estás acostumbrado, así te será más fácil habituarte al nuevo horario al que te enfrentarás en poco tiempo. Por el contrario, si vamos a viajar a alguna región que se encuentre en el este, tendremos que intentar irnos a la cama al menos una hora antes para facilitarnos este proceso.

Avión volando

¿Qué dieta es la más adecuada?

Sea cual sea la situación en la que te encuentres, siempre debes llevar una dieta equilibrada, pero en el caso de que vayas a hacer un viaje de larga distancia debes tener en cuenta el Plan Argonne. Se trata de un programa que está respaldado por el gobierno de Estados Unidos y que según algunos estudios militares del país es posible reducir el jet lag hasta un 16% aproximadamente gracias a los alimentos que se toman en esta dieta. La dieta que debemos llevar a cabo es muy sencilla y es recomendable que se empiece hacer 7 días antes de nuestro vuelo. Entre los alimentos que no pueden faltarnos nos encontramos con piezas que contengan una gran cantidad de proteínas, sobre todo en el desayuno y en el almuerzo, mientras que los alimentos que tienen muchos carbohidratos los dejaremos para la cena.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que dos días antes del vuelo debemos evitar ciertos alimentos que pueden alterar nuestro organismo. Nos referimos por ejemplo a las carnes que contengan mucha grasa o a los embutidos. No obstante, sí que hay que tomar en mayores cantidades otro tipo de comidas, como es el caso de las verduras, el pollo o el pescado blanco.

Otros trucos para combatir el jet lag durante el vuelo

Una vez que conocemos las principales claves para evitar el jet lag antes de un vuelo, otro aspecto importante que debemos tener en cuenta es la organización del mismo. Aunque parezca una tontería si tenemos bien programado nuestro viaje no tenemos porqué sufrir las consecuencias del jet lag. Por este motivo es aconsejable que siempre que viajemos a una zona de larga distancia intentemos que el vuelo que hayamos tomado aterrice de día en el lugar de destino que hemos elegido. Así podremos adaptarnos mejor al nuevo huso horario en el que nos encontramos. De igual modo, en la medida de lo posible también debes intentar hacer alguna escala, puesto que favorece el que podamos combatir el jet lag de una forma mucho más óptima.

Además de estos pequeños trucos, es importante que durante el vuelo en sí sigas cuidando tu cuerpo para que no note las consecuencias de la diferencia horaria. ¿Cómo podemos hacerlo? Es muy sencillo, durante todo el recorrido es fundamental que te hidrates en todo momento. Para ello debes llevar siempre contigo una botella de agua. Por supuesto debes evitar cualquier tipo de bebida que contenga alcohol o cafeína, puesto que alterará aún más nuestras horas de sueño y puedes pasarlo mal durante tu viaje. En cuanto a la comida, no tomes alimentos copiosos, es mucho mejor picar algo que sea ligero. En la mayoría de vuelos es habitual encontrarnos con piezas de fruta o frutos secos que te harán más ameno el camino. No olvides tampoco ejercitarte. Sabemos que el avión es un espacio muy reducido, pero siempre puedes levantarte, estirar las piernas o darte algún paseo. Finalmente, también puedes lavarte la cara o los dientes cada cierto tiempo. Este es un truco que ayuda a refrescarnos y nos mantiene entretenidos.

Lucha con el jet lag

Hemos llegado a nuestro destino… ¿sufriremos jet lag igualmente?

Como te hemos comentado, el jet lag es prácticamente inevitable, pero con los trucos que te estamos contando seguro que llegarás a tu destino en perfectas condiciones. Aun así, siempre hay que tener en cuenta otras pautas en el momento en el cual aterrizamos en la región que vamos a visitar, puesto que así aunque ya estemos preparados para combatir el jet lag contaremos con otros trucos fáciles de llevar a cabo para evitar caer rendidos en cuestión de minutos.

Por ejemplo, una vez que hayas llegado es importante que aproveches todas las horas de luz que te quedan. Durante el día nuestro cerebro está mucho más activo y podremos realizar más actividades. Puede que esto te resulte algo complicado, pero el objetivo es aprovechar hasta el último momento para que cuando caiga la noche estemos 100% cansados y nos vayamos a dormir adaptándonos al nuevo huso horario en el que nos encontramos. Por este motivo te aconsejamos que hagas ejercicio, realices visitas o vayas a pasear para poder pasar el mayor tiempo al aire libre y no notemos el cansancio que tenemos acumulado por nuestro viaje ni las horas que llevamos despiertos. Así conseguiremos de una forma más rápida adecuarnos a nuestro nuevo destino y poder disfrutar del mismo al máximo sin sufrir el jet lag.

Foto: C_ScottMediengestalterolivier89

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...