¿Cómo ha cambiado la forma de volar a lo largo de los años?

Comentamos algunos de los cambios que se han producido en la forma de viajar en avión a lo largo de las últimas décadas.

Avión en el aire

Hace una hora hemos comenzado a leer un reportaje de la publicación Travel+Leisure con interés, porque nos vendía la idea de recordar cómo se ha viajado a lo largo de las 11 últimas décadas. Lo cierto es que el reportaje terminaba derivando hacia contarnos las diferencias en la manera de volar en los últimos años por mucho que hagan algunas menciones a otros tipos de transporte. Y esa parte sí que podemos decir que nos ha gustado, así que queremos dar nuestra visión sobre el tema.

Si nos lo planteamos, ¿de verdad ha cambiado sustancialmente la forma de viajar en avión en las últimas décadas? Lo primero que hay que decir es que sí, que se viaja en avión desde muchas décadas atrás aunque a nosotros nos parezca algo que viene de hace poco tiempo atrás. En 1930 ya había aviones que nos permitían viajar a distintos destinos a través de servicios de auténtico lujo. Los aviones no eran demasiado grandes, con capacidad para poco más de 24 pasajeros, y tampoco eran precisamente rápidos. Pero hacían su función.

En la década de los años 50 el ambiente se relajó bastante en la forma de viajar en avión. Se mantuvo el lujo de los viajes en avión, pero se llevó más allá por medio de la incorporación de servicios de comida y cena realmente cuidados. Nada que ver con la forma de comer actualmente en los aviones.

Los años 60 y 70 mantuvieron el mismo tono, con aviones con capacidad para pocos pasajeros, pero aumentando el tamaño de las máquinas cada vez más. El secreto estaba en ofrecer un gran espacio a los viajeros con el objetivo de permitirles viajar cómodamente. Eran tiempos en los que la comodidad se imponía ante todo. Pero la época dorada de los vuelos comenzó a pasar y nos colocamos de lleno en los años 80. A partir de ahí los aviones empezaron a proponer una filosofía diferente, aumentando las filas de asientos tímidamente, pero con claras vistas a terminar como en la actualidad: con espacios abarrotados de butacas.

A finales de los 90 y el año 2000 ya estábamos viajando como sardinas en lata. Pero también es verdad que el precio de los billetes de avión ha bajado de forma considerable respecto a décadas atrás, mientras que los sueldos de los ciudadanos han aumentado. Dicho de otra forma, aunque nos quejemos de lo enlatados que vamos cuando viajamos en los aviones actuales, es algo que nuestros abuelos y bisabuelos no pudieron hacer de ninguna manera. Así que la mejora de los vuelos no ha ido tan mal.

Vía: Travel+Leisure

Foto: ColiN00B

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...