¿Cómo conseguir que los auxiliares de vuelo te traten mejor en el avión?

Los auxiliares de vuelo se sienten muy felices cuando alguien les hace un pequeño obsequio por insignificante que sea.

Mejor trato en el avión

Debemos reconocer que no se nos habría ocurrido por nosotros mismos que existiese la oportunidad de lograr que los auxiliares de vuelo de un avión nos tratasen mejor. Es decir, ¿por qué planteárselo? Ahora que lo sabemos sí que nos parece una buena idea y lo cierto es que lamentamos no haberlo pensado antes. El crédito de la idea y la fuente corresponde a un artículo de Suzy Strutner publicado en el The Huffington Post que os dejaremos enlazado al final de la noticia.

Cuando se ha preguntado a varios auxiliares qué debe pasar en un vuelo para que se sientan mejor y traten de una forma más amable a sus pasajeros (así dicho suena mal, pero os podéis imaginar a qué nos referimos), se coincide en una cosa: los obsequios. Y decir esto nos vuelve a sonar un poco extraño. Es más, deberíamos concretarlo. No es que los auxiliares de vuelo nos traten mal y nos vayan a tratar mejor si les regalamos algo. Pero si en su apático día a día (volar y volar es muy pesado) conseguimos sacarles una sonrisa lo que haremos será que estén más amables y felices. Es decir, seguro que no nos tratan mejor solo a nosotros, sino también al resto de pasajeros.

El secreto está no en “chantajear emocionalmente” a una persona, sino en intentar que su día sea un poco más feliz y que esta felicidad se extienda en el ambiente. Por lo tanto, no hay que mirarlo de una forma rara o materialista.

Al responder que lo que más les anima son los pequeños obsequios están siendo sinceros. Pero pensémoslo bien, ¿no es lo mismo que nos pasaría a nosotros? Además, no hablan de grandes regalos. Varios auxiliares reconocen que una de las mejores cosas es que aparezca alguien que reparte café entre la tripulación, porque todo el mundo sabe que el café de los aviones… no es muy bueno. En otro caso recuerdan que alguien les dio unos pequeños paquetitos que incluían un chicle, una tarjeta de Starbucks para un café y una toallita de manos. Son pequeñas cosas que les gustan y que les hacen más fácil el trabajo.

Y si les caes bien es verdad que quizá te llevas bebidas gratis y snacks de reserva, pero tampoco es algo que tengas que esperar. ¿No sabes qué llevarles a los auxiliares de vuelo y a la tripulación? Cualquier cosa les encanta, incluso en un caso alucinaron cuando alguien les subió hamburguesas de McDonalds.

Vía: The Huffington Post

Foto: tstrong20

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...