Air New Zealand presenta pods para dormir en clase económica

La aerolínea Air New Zealand presenta una propuesta para que los viajeros de clase económica duerman cómodamente.

Air New Zealand presenta pods para dormir en clase económica

Quienes solemos viajar de manera frecuente en avión y no lo hacemos precisamente en clase business (por aquello de utilizar los fondos para disfrutar en el destino y no tanto durante el vuelo), echamos de menos que algunos largos recorridos (a partir de las 12 horas) ofrezcan algo más cómodo incluso en la clase de billete más barata. Es frecuente que las aerolíneas se olviden de estos pasajeros porque ellos deciden viajar de manera económica y normalmente saben a lo que se enfrentan. Pero Air New Zealand nos ha sorprendido con una noticia que nos ha alegrado muchísimo, dado que se trata de una mejora significativa en la comodidad y está pensada para las personas que viajamos con los billetes más baratos.

Su propuesta recibe el nombre de Economy Skynest y se trata de un trabajo en el que han invertido tres años de desarrollo. Es su solución para que la clase económica también viaje de manera cómoda. Se materializa en la forma de unos pods para dormir que permitirán que los viajeros descansen.

Aparentemente habrá un bloque con seis espacios, por lo que no sabemos exactamente cómo se repartirán, qué tipo de precio tendrán respecto al billete normal, aunque suponemos que la tarifa debería ser accesible a la vista de que sino no estaríamos hablando de la clase económica. Por ahora más de 200 personas han tenido la ocasión de probarlos en el modelo de prototipo y por lo que parece las impresiones están siendo muy positivas.

Los pods tienen un tamaño de 200 centímetros de largo y 58 centímetros de ancho, por lo que en su gran mayoría van a satisfacer las medidas de todos los viajeros. En el momento en el que nos metamos en la cama nos encontraremos con todo lo necesario para disfrutar de un sueño agradable mientras volamos. Tendremos acceso a una almohada, manta, sábanas, cortinas privadas que nos ocultarán de los demás pods y auriculares. Es posible, dependiendo de espacio y de presupuesto, que en los pods también haya conexión USB y luz de lectura por si queremos leer un poco antes de quedarnos dormidos.

El primer vuelo en el que se usarán estos pods para dormir se llevará a cabo en octubre de este año y tendrá una duración superior a las 17 horas. A partir de ahí se seguirán procesos de prueba y estudio con la intención de implementar estas plazas cómodas en el año 2021. De momento la principal incógnita como os mencionamos se encuentra vinculada al precio, dado que la demanda que tendrán estos pods para dormir será tan alta que no hay duda que deberá haber un factor que lleve a que muchos viajeros disuadan de su interés por ellos. Y el factor más claro puede ser la diferencia de precio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...