Yate Seabourn Pride: Un crucero pequeño, pero muy lujoso

Yate Seabourn Pride

El Seabourn Pride, perteneciente a Yatchs of Seabourn, es un lujoso yate, un crucero que a diferencia de los comunes donde siempre concurre gran afluencia de viajeros, busca transportar un número reducido de viajeros para brindarles un servicio exclusivo y privado, además con un diseño que en cualquier lugar donde uno se encuentre situado, se deja puede percibir con una delicada y discreta elegancia que lo hace ser insuperable para todo el que se encuentra a bordo, todo esto se da en una combinación de buen gusto y lujo, pero sin nada de exuberancias, todo perfectamente organizado para crear un equilibrio perfecto entre finura y sencillez.

El yate empezó a dar este servicio a partir de 1988, tiene un largo de 440 pies, un tamaño pequeño en comparación a otros cruceros, pero fue estructurado de ese tamaño en su afán de innovar y poder ingresar a puertos donde los grandes cruceros no pudieran entrar, lo que hace del viaje, una experiencia totalmente diferente. Este yate cuenta con un máximo de 220 pasajeros, dado que es un servicio exclusivo, al ser poca gente, busca poder darles la mayor tranquilidad y privacidad posible. Pero eso no quita el poder entablar contacto con los demás pasajeros, es más, se busca que el crucero sea ambiente donde puedan socializar entre pasajeros, es por esto que apenas uno sube al yate, recibe una lista de los pasajeros a bordo.

Hay un total de 110 suites, todas acondicionadas al igual que el resto del yate de un estilo elegante pero muy discreto, también tienen un salón panorámico, un living, tres restaurantes, uno de ellos restaurante buffet, situado en la terraza, un salón de fiestas que es también empleado para distintos tipos de funciones, también hay una biblioteca, un salón de internet, un gimnasio, un spa, 3 jacuzzis y una piscina. La atención es de primer nivel, en los restaurantes la comida exquisita, preparada por los mejores y más experimentados chefs, con el buen gusto necesario para estar a la altura del mejor de los restaurantes. En cualquier lugar del resto del yate, la atención es buenísima, están siempre al tanto de las necesidades de los pasajeros, y si no existe ninguna, aún así, no es raro que tengan algún detalle de cortesía con cada pasajero.

Este yate brinda una opción diferente para todos los turistas que buscan un lugar apacible, privado, y con todas las comodidades que puedan necesitar, donde el dinero que inviertan en el viaje, será íntegramente compensado con un servicio que será inmejorable hasta para el cliente más exigente.

Foto | Tom Mascardo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...