Visitas obligadas en Roma

Roma es una de las ciudades con más encanto. Es de las más visitadas y frecuentadas en temporada de vacaciones, ya que caminando por sus calles parece que se viaja en el tiempo, por su variedad y diversidad cultural e histórica. La arquitectura y la gran cantidad de monumentos hacen que el turista disfrute en todo momento, y todo lo que se presenta delante de los ojos sea una absoluta maravilla. Quizás, la mejor opción y alternativa para encontrar alojamientos a buen precio sea en la página hotelesenroma.es, para encontrar las mejores ofertas y los hoteles más bien valorados por los usuarios.

Fontana di Trevi

La Fontana di Trevi

Una vez en Roma, es obligatorio visitar el Vaticano. Es muy recomendable visitarlo no tanto por su valor religioso o cristiano, sino más bien por su importancia arquitectónica y cultural. Además, es Patrimonio de la Humanidad. Tanto para los ateos como para los cristianos, es un lugar muy interesante, ya que la basílica de San Pedro impresiona mucho solo de verla, con sus columnas y las esculturas de gran tamaño de los santos en el exterior. Y dentro se encuentra la Pietà, de Miguel Ángel, la famosa escultura que muestra la virgen desconsolada con su hijo Jesús muerto en brazos. La escultura está protegida por un cristal, ya que en 1972 sufrió un ataque por parte de un hombre que aseguraba ser Jesucristo resucitado.

A la derecha de la basílica, se encuentra la Capilla Sixtina. Allí está la representación del Antiguo Testamento con pinturas realizadas por Miguel Ángel, Rafael y Botticelli. La obra más conocida es El Juicio Final, de Miguel Ángel, que narra el apocalipsis de San Juan, y La creación de Adán, uno de los frescos del techo también pintados por el mismo pintor, que recreó más de 300 escenas bíblicas.

Pero en Roma hay más cosas por ver, a parte del Vaticano. Aunque, eso sí, hay que reconocer que la ciudad es realmente pequeña. Está el Coliseo, que es precioso sobre todo de noche cuando está iluminado. Pero se puede entrar y descubrir por dentro cómo era este anfiteatro. Paseando por los pasillos y por las gradas, da la sensación de viajar en el tiempo y sentirse como un romano observando la lucha entre gladiadores contra todo tipo de bestias como leones, jirafas o tigres.

Y también está la Fontana di Trevi, la fuente más grande de la época barroca en Italia. Es muy popular lanzar una moneda al agua de espaldas, para así asegurar el regreso a la ciudad de Roma. En el centro de la fuente, lo que más llama la atención, es la escultura de Neptuno, del escultor Pietro Bracci, el Dios del mar y las aguas. Pero su estructura en general llama mucho la atención e impresiona mucho. Además, en las calles laterales hay muchas heladerías para contemplar la construcción comiendo un helado italiano.

Foto: edwin.11 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...