Pequeña visita a Amsterdam

canales de Amsterdam

Amsterdam es una de esas ciudades que tienen encanto especial, que es distinta a las demás, y en un principio muchos no entienden por qué. No tiene ningún monumento particular ni algo a destacar como puede ser París con la torre Eiffel o Roma con el Coliseo. Simplemente, su arquitectura, su gente, su forma de vida te hacen sentir feliz paseando por sus calles.

Amsterdam es conocida por sus coffee shops y su distrito rojo, dos características que sin duda la hacen una ciudad única. También es palpable como las particularidades legales y libertades hacen de su población una gente relajada, que disfruta de la vida y parece no tener pudor alguno. Al menos, esa es la sensación que se respira en las calles de la capital holandesa.

Sus calles son sin duda el principal monumento de la ciudad, pasear, perderse entre las docenas de canales que forman la ciudad, visitar pequeñas tiendas… Es una ciudad en la que es fácil moverse, ya sea caminando, en tranvía o bicicleta.

Por otra parte no hay que olvidarse de sus increíbles museos, sobre todo el museo de Van Gogh. Visitarlo un fin de semana o un festivo puede llegar a ser un error ya que acaberemos haciendo cola para ver los cuadros más conocidos, como el de la habitación.

Vueling ofrece vuelos a Amsterdam por unos 100 euros ida y vuelta desde Barcelona. En cuanto a hoteles conviene elegir uno que esté en el centro en lugar de cerca del aeropuerto, para poder caminar sin necesidad de coger un taxi. Los precios por habitación doble varían desde 50 a 500 euros por noche. Un hotel de 3 estrellas en el centro podrían ser unos 80 euros la noche.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...