Viajar a Arabia Saudí en agosto

Arabia Saudí es uno de los lugares más emblemáticos de Oriente Medio. Las diferencias culturales con nuestro país, hacen que la visita sea perfecta para aprender cosas nuevas pero también para descansar y disfrutar de su belleza. En Arabia Saudí, o también se puede denominar Arabia Saudita, se encuentran los desiertos de Neyfud Mayor en el norte o Rub-Al-Jali en el sur, para contemplar un paisaje completamente diferente al que estamos acostumbrados a ver en las ciudades.

Arabia Saudí

Jeddah, en Arabia Saudí

Arabia Saudí es un país islámico, de modo que sus tradiciones son muy diferentes a las nuestras. Por eso, viajar hacia allí es una experiencia muy recomendada para todos los aventureros que quieran aprender sobre estilos y formas de vida de los humanos. Más de la mitad de su territorio está formado por desiertos, pero eso no quita importancia al hecho de que es la cuna de la civilización humana y de la religión islámica. Además, ha pasado a ser una potencia económica muy importante en el panorama internacional por su gran cantidad de explotaciones petrolíferas.

Sin embargo, la mayoría del turismo que recibe el país se basa en la religión. Son muchas las personas que visitan Arabia Saudí para dirigirse a la Meca, la ciudad santa para los musulmanes que deben visitar una vez en la vida obligatoriamente. Desde 2001, con el atentado de las Torres Gemelas, es un territorio que ha sufrido muchos prejuicios y el rechazo de muchas personas por el terrorismo. Pero aún así, es un sitio muy seguro de visitar, aunque no es fácil de acceder, ya que se requiere un visado, y siempre con el acompañamiento de un guía.

Desde atrapalo.com, lanzan dos ofertas muy interesantes para visitar la cuna del islam. Entre 3 y 20 días se puede ir a Dammam por 1.188€ el vuelo y el hotel incluidos. O también se puede ir a Riyadh por 1.057€ con el vuelo y el hotel también incluidos en el precio. De modo que es una oferta muy buena para disfrutar del encanto de esta región y descubrir su religión y su cultura. Con el viaje, cabe la posibilidad de visitar también Medina, que es la ciudad sagrada donde se encuentra la tumba del profeta Mahoma o Yedá, que es el puerto más importante del país, en el Mar Rojo.

Hay que visitar Arabia Saudí con la mente abierta, dispuesto a romper con los estereotipos y los miedos que se han generado alrededor del islam y el terrorismo. Y es que así se puede disfrutar de la estancia al máximo, visitando por ejemplo Asir, una región montañosa cerca de Yemen, totalmente preparada para el turismo, con un teleférico y con unas vistas preciosas y verdes, que da un toque diferente a los desiertos de la zona.

Foto: Nadya Peek en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...