Una ruta por el circuito off de Buenos Aires

arg1.jpg

La capital de Argentina, Buenos Aires, es conocida desde hace unas décadas por el rico movimiento cultural que se está desarrollando, sobre todo en el ámbito teatral. No hablamos sólo de las compañías consolidadas que llevan al escenario obras clásicas, sino también de jóvenes creadores que dirigen e interpretan obras vanguardistas en espacios que se han reconvertido en salas teatrales.

Por eso, si visitas la ciudad, no pierdas la ocasión de seguir el circuito off o alternativo, y de al menos asistir a una representación teatral para conocer el lado cultural que está latiendo más fuerte en las calles porteñas.

arg2.jpg Actualmente la mayoría de salas están en los barrios de Palermo y El Abasto. En la década de los 80 el mayor impulso se concentraba en San Telmo. El portal de Internet Alternativateatral es una buena guía ya que reúne todos estos espacios, bajo el eslogan “El lugar donde habitan las tribus teatrales”. Y así es, se habla de las obras, de los escenarios, de los espacios y de los cástings y convocatorias. El Piccolino, La Carbonera o El Camarín de las Musas son sólo algunos de estos teatros alternativos.

Este circuito pretende ir más allá del teatro de masas y dar salida a una nueva manera de trabajar. Pero hay más, algunos de las salas tienen también un proyecto social, como el Centro Cultural de la Cooperación, de orientación anticapitalista, que se creó con la intención de promover la gestión participativa, y el imaginario popular, progresista y de izquierdas.

El circuito off argentino es una cantera de buenos actores y de buenas historias. Toda una delicia para los aficionados al teatro.

Foto 2: Soledad Ianni (www.celcit.org)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...