Tuvalu: insólito, desconocido y mágico

tuvalu

Probablemente Tuvalu nos suene solo de aquel post especial de San Valentín, pero debemos tener en cuenta que este pequeño país de la región de la Polinesia (Oceanía) tiene mucho por ofrecer. A medio camino entre Hawái y Australia, en pleno Océano Pacífico, este paraíso consta de cuatro arrecifes de coral y cinco atolones; y con una tranquilidad única tras ser, luego del Vaticano y la República de Nauru, el país con menor número de habitantes. Solo 25 kilómetros cuadrados lo hacen el cuarto país más pequeño del mundo, con 11.810 habitantes que ocupan ocho de las nueves islas que tiene el país. Estas islas  son: Funafuti, Namunea, Nanumanga, Niutao, Nui, Nuilakita, Nukufetau, Nukulaelae y Vaitupu.

No debemos tener miedo respecto a nuestra seguridad si vamos a viajar al país: las condiciones de seguridad son bastante buenas. Y las reales razones para preocuparnos aún no han sucedido: al estar tan solo a cinco metros sobre el nivel del mar, y debido al calentamiento global, probablemente en un futuro, Tuvalu deba ser evacuada. Su clima es tropical, y por esa misma razón no es recomendable visitarla de marzo a noviembre, ya que tendremos fuertes vientos alisios y abundantes lluvias. Aún así, su temperatura media ronda los 30 grados. Para viajar solo se necesita tener el pasaporte en vigor.

¿Por qué visitarla? Tuvalu estuvo habitada por los polinesios desde el siglo XIV, cuando llegaron de Tonga y Samoa. Luego vinieron los españoles, de la mano del navegante Álvaro de Mendaña, en el año 1597. En 1819 los británicos llegan a una de las islas que hoy en día conforman el país, exactamente en el atolón Funafuti, y lo bautizaron como islas Ellice. Setenta y tres años después se convierte en un protectorado británico, y luego pasa a ser una colonia. Recién en 1960, Tuvalu consigue su independencia. Catorce años después, piden la separación de la Micronesis Gilbert, y vuelven a proclamar su independencia en 1978.

Funafuti es la capital del país, y es el atolón más grande. Allí encontraremos un maravilloso paisaje de playas y plameras, con exquisitos frutos tropicales. La región tiene un único hotel. En Namunea podremos visitar una laguna, y en  Nanumanga otras tres, rodeadas de árboles y vegetación seca. De Niutao podremos disfrutar de los dos lagos de agua salada y del bosque de manglares, y Niulakita posee otras cuatros lagunas.

Funafuti es la isla más habitada, con el 40% de la población. El país está conformado sobre todo por polinesios, aunque también algunos micronesios que viven de la agricultura, pesca y exportación de copra. La religión principal es la de la iglesia protestante de Tuvalu, mezcla de la religión protestante y la tradición polinesia; aunque también podemos encontrar Adventistas del Séptimo Día y Bahaístas.

Fuente: Viaje Oceanía

Foto: mrlins

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...