Turismo histórico y bélico

muro de berlín

Todos los sitios del mundo tienen su encanto. Y todos, también, su historia. Si dejamos de lado las catedrales, los museos, los paisajes naturales y los centros comerciales, podemos decidir volver la vista atrás y mirar los sitios donde se han llevado a cabo grandes acontecimientos de la humanidad, hacer turismo histórico. Son espeluznantes a la par que interesantes. Comencemos…

  • Normandía (Francia): El lugar se encuentra lleno de monumentos en honor a los soldados caídos, y un total de 27 cementerios. Podemos ver el paisaje conocido como la costa de Alabastro, y los acantilados que rodean la playa del desembarco. Los nombres se mantienen iguales: Sword Juno, Gold, Omaha, Utah. Los búnkeres aún están en pie, y podemos visitar más de un museo que recrea la mítica batalla.
  • Hiroshima (Japón): El 6 de agosto de 1945, a las 8.15, comenzó la era atómica con la devastación de esta zona. En el Museo de la Paz podemos ver un reloj en el que se marca la hora en recuerdo del que fue el centro histórico. 120 mil personas murieron, y 300 mil tuvieron mutaciones genéticas. Solo un edificio quedó en pie. La Fuente del Rezo es un homenaje a quienes murieron gritando «¡agua, agua!», recuerda a los abrasados por la lluvia ácida. También está la Llama de la Paz, que permanecerá encendida hasta que desaparezcan las armas atómicas del mundo.
  • Zona Cero (Nueva York, Estados Unidos): De una montaña de escombros a un solar donde apenas podemos vislumbrar la base de las Torres Gemelas. Aún no hay mucho para ver, pero el cambio en el paisaje es brutal. Si queremos visitar los lugares de memoria colectiva debemos ir a los organizados por el Tribute WTC Visitor Center, que cuenta con rutas guiadas diarias.
  • Tarragona (España): Esta ruta incluye visita al antiguo pueblo y al monumento de los muertos, en honor a uno de los episodios de la Guerra Civil: la batalla del Ebro. Esta enfrentó a 200 mil soldados entre los días 25 de julio y 16 de noviembre de 1938. De ellos, 35 mil perdieron la vida. Cruces y señales en Terra Alta de Tarragona, el antiguo pueblo en el que se vislumbran los estragos de los bombardeos, el Memorial de las Camposines (donde hay restos de los soldados) y el mirador 705, (en la sierra de Pandols, erigido por los sobrevivientes de la Quinta del Biberón, compuesta por soldados menores de edad).
  • Berlín (Alemania): Una doble línea de adoquines recorre el trazado de lo que fue en su momento el muro de Berlín, levantado por la Alemania del Este en 1961, y que se mantuvo en pie hasta 1989. Esos 60 kilómetros se han convertido en un recorrido turístico en bici o a pie, lleno de paneles informativos que rememoran los años en que cruzar la frontera sin permiso significaba la muerte. Aproximadamente 134 personas murieron. Los displomáticos pasaban por el CheckPoint Charlie, del que sigue en pie una barrera y el puesto de control de madera. Otros 1,3 kilómetros (East Side Gallery) está cubierto por obras de artistas de todo el mundo, acompañados de decenas de torres de vigilancia, trozos de muro y monumentos conmemorativos.

Fuente: Para Conocer

Foto: AbhijeetRane, Alex Castellá

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...