Noruega, naturaleza e historia se dan la mano en el norte

Noruega es uno de los países más bellos del Norte de Europa. Conocida por sus saltos de agua excavados por los glaciares, los Fiordos, el país ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar de un bellísimo paisaje y de conocer una rica tradición histórica.

Noruega es uno de los lugares más extraordinarios que existen. Situado en la zona  zona norte de Europa, junto a Suecia, este país escandinavo es famoso por sus saltos agua, excavados por el desplazamiento de los glaciares, conocidos como Fiordos, el eje fundamental del turismo que llega al país. No es para menos. Quienes han visitado los Fiordos aseguran que la combinación de valles, agua, glaciares y montañas que se puede observar en la zona es una de las más bellas del mundo. Las instituciones parecen darles la razón, la UNESCO ha incorporado los fiordos noruegos a su Lista del Patrimonio de la Humanidad y la revista National Geographic los ha clasificado como el destino número uno de todos los que integran dicho Patrimonio.

Pero, pese a su proyección internacional que los ha convertido en el elemento más conocido del país , Noruega no solo destaca por estas formaciones, sino también por ser uno de los pocos lugares del mundo en los que se puede contemplar el fenómeno de la Aurora Boreal, uno de los espectáculos más maravillosos y sorprendentes que nos ofrece la madre naturaleza y que consiste en un fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que aparece de noche, creando una suerte de arcoíris en movimiento en medio del cielo nocturno.

Los bellos paisajes de Noruega son uno de sus mayores atractivos. Imagen: Ertiboy para Wikimedia Commons

Los amantes de la historia también encontrarán grandes alicientes en la visita a este país escandinavo, cuna de los vikingos, cuyos vestigios se encuentran en varios museos entre los que destacan el Museo Vikingo Lofotr, el Museo Marítimo de Noruega (donde se pueden observar los restos de algunos de los navíos construidos por este pueblo de piratas) y el Museo de los barcos vikingos.

Pero no solo los vikingos  forman  parte del pasado de este país, sino que también hubo otra cultura que dejo su huella en Noruega, una huella que aún podemos observar si visitamos alguna de las iglesias de madera que pueblan el país y que son el máximo exponente de la arquitectura de los sami, los habitantes autóctonos del país escandinavo a los que también se conoce con el nombre de lapones. Y es que en Noruega también tienen espacio la magia y la ilusión ya que parte de la tierra de Laponia, (donde se encuentra la casa de Papá Noel) se encuentra en el extremo norte del país, en la región de Finnmark. Un lugar en el que los visitantes podrán disfrutar de un paseo en un trineo tirado por renos, al más puro estilo de Santa Claus.

En definitiva, un país que ofrece una gran gama de posibilidades de entretenimiento y una  buena opción para visitar en el verano, cuando las agencias de viajes nos ofrecen miles de opciones para disfrutar de un país cuyo invierno extremo (que puede llegar a los -40ºC  en algunas zonas) es difícil de soportar para las personas no habituadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...