Túnez, tierra de contrastes

Túnez es un país con múltiples contrastes tanto en el paisaje como en la cultura. Un lugar exótico para recorrer, explorar y descubrir

Los destinos exóticos siempre tienen un encanto particular, un sabor distinto. Sin lugar a dudas, planear un viaje a lugares fuera de lo común no es igual que organizar unas vacaciones a una ciudad que es un clásico entre los puntos turísticos puesto que la aventura de no saber con qué nos podemos encontrar es un condimento extra muy especial.

Túnez es una tierra de contrastes

Los billetes de avión nos permiten realizar todo tipo de travesías, incluyendo las vacaciones en el litoral africano. Si la costa mediterránea  ya nos parece un edén de belleza en los tradicionales países de Europa, espera a conocer lo que Túnez tiene para ofrecernos. Calidad, calidez y perfección, todo en un solo lugar.

Pero si algo llama particularmente la atención del territorio tunecino es la gran variedad de contrastes paisajísticos que podemos encontrar, uno cerca del otro. Para empezar, es importante aclarar que la mayor parte del país está conformada por parte del místico Desierto del Sahara, lo que ya nos da la pauta de que disfrutaremos de un territorio sumamente distinto al que estamos acostumbrados.

Limitando con Argelia y Libia, Túnez nos invita a conocer también espacios donde los montes dominados por hermosos y abundantes pinos imponen su tonalidad verde que contrasta claramente con la arena desértica que podemos observar desde otro lado. Al mismo tiempo, las playas y los islotes representan un sueño hecho realidad.

Pero los contrastes que podemos encontrar en el país no se limitan únicamente a los relieves geográficos sino que también su historia tiene la impronta de distintas civilizaciones que hicieron su paso por aquí. Es que primero fueron los fenicios los que se asentaron en la región, en la que luego se sumaron los árabes, los judíos y los romanos hasta que finalmente comenzaron a llegar también los turcos otomanos y los musulmanes.

Sin lugar a dudas, la intervención de estos diferentes poblados han hecho que la cultura tunecina sea completamente cosmopolita, teniendo la capacidad de relacionarse con todo tipo de gente y compartiendo sus costumbres al mismo tiempo que están abiertos a involucrarse en otras nuevas.

Esta característica multicultural hace que junto a Marruecos, sea uno de los países del continente africano que más se asemejan con las particularidades que podemos distinguir en Europa, lo que hace que miles de viajeros de todas partes del globo decidan visitarlo anualmente.

Por esta razón, si quieres hacer un viaje de placer distinto en un territorio donde nada es igual y todo consigue transformarse, Túnez es el destino que estás buscando.

Fotos: Ruben Laguna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...