Tres ferias imprescindibles en Buenos Aires

Entre los atractivos de Buenos Aires, capital de Argentina, se incluyen sus plazas y ferias al aire libre: en esta ocasión, te contamos tres de las más tradicionales e imperdibles que podrás disfrutar por los fines de semana.

Ir de feria en feria por Buenos Aires puede ser una buena actividad para el fin de semana: la capital argentina cuenta con cantidad de barrios y plazas, y muchas de estas zonas tienen sus mercados o ferias que nos permitirán conocer algo de su cultura popular, sus artesanos y los productos que se pueden encontrar en esta cosmopolita ciudad latinoamericana.

Feria de la Plaza Francia

Esta céntrica plaza es uno de los puntos de reunión de Buenos Aires y tiene en su feria un imperdible durante los fines de semana. Es una de las más antiguas de la ciudad, en el corazón del elegante barrio de La Recoleta, y el lugar indicado para encontrar todo tipo de artesanías, desde bijouterie y accesorios, hasta ropa y objetos decorativos.

La Feria de la Plaza Francia es una de las más visitadas y cuenta con más de un centenar de puestos que venden desde artesanías tradicionales hasta elementos de diseño o de las artes plásticas más originales. No faltan tampoco piezas de telar o instrumentos musicales.

Se encuentra en la intersección de las avenidas Libertador y Pueyrredón, y está abierta los fines de semana y festivos, de 11 de la mañana a 20 horas. A pocos metros, se encuentran el Cementerio de la Recoleta y el Museo de Bellas Artes, dos imperdibles en Buenos Aires.

Feria de Plaza Dorrego

Ya en el tanguero barrio de San Telmo, la Feria de la Plaza Dorrego es otra de las que más convocan: en esta zona de antigüedades, esta feria al aire libre también se especializa en objetos de antaño. Es más, según la prestigiosa revista National Geographic Travel, se incluye dentro de las diez mejores ferias antiguas en todo el mundo.

Es un imprescindible para los amantes de lo añejo y tiene la ventaja de ofrecer todo tipo de antigüedades pero a precios más accesibles que en los anticuarios de la zona. Desde cristales y porcelanas, hasta juguetes y libros, la variedad de objetos y curiosidades sorprende.

Si bien la feria en sí está comprendida por los cerca de 200 puestos que hay en la plaza (Defensa y Humberto 1), se continúa por las calles adyacentes, como Defensa, con los manteros que siguen ofreciendo su mercadería y hacen de la zona un verdadero bazar antiguo al aire libre. También hay estatuas vivientes, parejas que bailan tango y todo tipo de personajes, y, sobre todo, mucha gente y muchos turistas.

Feria de Caminito

En el cercano barrio de La Boca el ambiente de feria se sigue: en otro de los barrios más antiguos de Ciudad de Buenos Aires, entre las calles Don Pedro de Mendoza y Dr. del Valle Ibarlucea se reúnen cientos de artesanos, artistas plásticos y orfebres que ofrecen sus productos y trabajos.

Junto a la Feria se encuentra el famoso pasaje que le da el nombre: Caminito, un paseo en el que se podrán ir viendo las tradicionales fachadas de chapa en colores de los conventillos más emblemáticos de la ciudad. Durante los fines de semana, cuando la feria está con todo, Caminito se convierte en una especie de museo al aire libre, abierto y gratuito.

Foto: Morrisey

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...