Trágico domingo en las aguas del Río Volga

Este pasado domingo se ha producido una tragedia en el Río Volga, el crucero Bulgaria se ha hundido dejando más de un centenar de muertos, de entre los cuales, 30 son niños. Las causas del accidente no se saben con certeza, pero se apunta a un exceso de peso y un fallo en la maquinaria.

Este crucero, que operaba en el Volga, tenía capacidad para 120 personas, pero cuando se hundió en las aguas del río llevaba unos 200 pasajeros a bordo. El “Crucero Bulgaria” había pasado la última inspección técnica el pasado 15 de junio con éxito. Se ha podido rescatar a 80 personas con vida, pero los buzos han hallado 110 cadáveres en el barco. Las cifras oficiales pueden cambiar un poco ya que los datos que van aportando van variando, pero la cifra exacta todavía no se sabe. Una cifra escalofriante que se tiene por segura es la de los 30 niños fallecidos que viajaban en este crucero.

Río Volga a la altura de la ciudad rusa de Samara.

El suceso ocurrió este domingo 10 de julio a las 13:58 horas de Moscú (11:58 hora peninsular) cuando realizaba la ruta entre la ciudad tártara de Bolgar y Kazán. El “Bulgaria” es un barco de dos pisos que se construyó en Checoslovaquia en 1955, al parecer entre las causas del accidente, a parte del sobrepeso que llevaba, se apunta a un fallo mecánico.

Según el portavoz de emergencias es muy difícil rescatar a más personas con vida, ya que la profundidad donde se hundió el crucero es de unos 20 metros. Aún así, se sigue rastreando el río para ver si hay posibilidades de encontrar a alguien con vida. El suceso más trágico es la muerte de esos 30 niños. Según relataron los testigos supervivientes, de los 60 niños que viajaban en el barco, 30 jugaban en la popa en el momento del accidente.

Según un portavoz del Ministerio de emergencias de Rusia se debía estar realizando algún evento en el bar y restaurante ya que han encontrado a muchas personas en ese lugar en el momento en que se hundió el crucero. Según cuentan los supervivientes, estuvieron más de una hora en el agua esperando a ser rescatados, pasaron dos buques y el tercero es el que se acercó a auxiliarles.

Según las autoridades tártaras, el barco tenía una de las máquinas sin funcionar cuando salió del puerto. La pregunta que se hacen es por qué se le permitió navegar en ese estado. Por lo visto, el barco era viejo y según los supervivientes se hundió rápidamente en el transcurso de una tormenta. Medvédev, el presidente ruso, ha pedido una investigación para determinar las causas de la tragedia y quiénes son los responsables.

Foto por wolfcomm en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...