Tour por las principales ciudades del Báltico

Copenhague, Helsinki, San Petersburgo, Riga, Tallin y Estocolmo tienen una cosa en común: todas estas ciudades están bañadas por el mar Báltico. Son seis ciudades muy interesantes que sin duda nos darán una buena panorámica de lo que es vivir en el frío norte de Europa. Son fácilmente alcanzables en avión, pero por las cortas distancias que hay entre ellas es muy recomendable recorrerlas en crucero. Son muchas las compañías que ofrecen tours de una semana por estas ciudades, como costa cruceros.

Tour por las principales ciudades bálticas

Embarcadero en Copenhague, la capital de Dinamarca

Copenhague, Helsinki y Estocolmo nos adentrarán en las avanzadas sociedades nórdicas. Son las capitales de tres países, Dinamarca, Finlandia y Suecia, que presumen de contar con los niveles de vida más altos de Europa. En Copenhague junto con la famosa estatua de la Sirenita, no hay que perderse el célebre barrio hippie de Christiania, una zona que lleva autogestionándose cuarenta años y que se ha convertido en uno de los principales actractivos turísticos de la ciudad.

Estocolmo tiene fama de ser una de las ciudades más bonitas de Europa. Se extiende por 14 islas unidas por 57 puentes, construyendo un bello paisaje de aguas azules, verdor y aire puro. A la mayoría de los lugares turísticos se puede llegar paseando por la ciudad, haciendo parada en sus numerosos museos y admirando sus edificios históricos. En el barrio de Gamla Stan, se encuentra uno de los núcleos urbanos medievales mejor conservados del mundo. Por otro lado, la vecina Helsinki ofrece una buena muestra de la mejor arquitectura finesa gracias a la huella que el prestigioso Alvar Aalto dejó en la ciudad. También es posible recorrerla andando, echando un vistazo a sus tiendas de diseño, acercándose al puerto para hacer un pequeño viaje en ferry hasta la isla de Suommelina, una antigua fortaleza militar.

Cambiaremos de rumbo radicalmente al llegar a Riga y a Tallín, donde podremos ser testigos de un pedazo de historia de Europa al buscar las señales del pasado comunista de ambas ciudades. En Riga puede apreciarse mejor, ya que Tallín se ha volcado en el turismo y su casco histórico está diseñado para potenciar el esplendor medieval de la ciudad, con mercadillos y actores a diestro y siniestro. El casco antiguo de Riga, con su arquitectura modernista, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La última parada, y también la más interesante, la hacemos en San Petersburgo. Palacios, iglesias de cúpulas doradas, grandiosas plazas y canales hacen que la ciudad más europea de Rusia sea conocida como la Venecia del Norte. Una especie de museo al aire libre que pone punto final a nuestro tour por las ciudades del Báltico. ¿Te animas a recorrerlo?

Fuente: El Viajero de El País

Foto: javier.losa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...