Tashiro-jima, la isla donde reinan los gatos

En la isla japonesa de Tashiro-jima viven más gatos que personas, y se ha convertido en un destino turístico para los amantes de los felinos.

isla gatos

Los viajeros que tengan animales en casa habrán comprobado, a buen seguro, que planificar las vacaciones de verano puede traer más de un quebradero de cabeza: es necesario encontrar a quien cuide de nuestra mascota si, como es habitual en trayectos a destinos lejanos, no podemos llevarla con nosotros, y también debemos efectuar todos los preparativos antes de partir. Si eres amante de los gatos y durante estas vacaciones te ves obligado a dejar a tu felino en casa, no te preocupes: en Japón existe un destino ideal para ti.

Se trata de la isla de Tashiro-jima, en la prefactura de Miyagi, un pequeño pedazo de tierra que está dominado por completo por esos pequeños felinos. Mientras que en otros lugares se intenta mantener cierto control sobre la población de gatos callejeros, en Tashiro-jima estos animalitos se pasean a sus anchas, sin restricciones, presumiendo, con sus maullidos y ronroneos, de ser los reyes de la isla. Y es que, en este recóndito enclave japonés, la población humana apenas alcanza los 100 habitantes, en su mayoría con una edad que sobrepasa los 65 años, mientras que los gatos, de todas las edades, colores, razas y tamaños, se cuentan por cientos.

La explosión felina comenzó alrededor de 1800, cuando los pescadores paraban en la isla durante sus noches de capturas. Los gatos los seguían, mendigándoles algún resto para comer, y los pescadores, además de alimentarlos, comenzaron a albergar la creencia de que los pequeños felinos podrían atraer la buena suerte y la riqueza. Así fue como uno de esos pescadores construyó allí el primer santuario dedicado a los gatos, al que habrían de sumarse, más tarde, por lo menos nueve más, todos en la prefactura de Miyagi. Además de los santuarios, en la isla encontrarás más de 51 monumentos dedicados a los gatos.

Si te apetece visitar esta tierra sagrada felina, te interesará saber que se puede acceder a la isla en ferry, y que los gato que por allí rondan son de lo más simpáticos y sosegados. Podrás acariciarlos, darles de comer y jugar con ellos, aunque eso sí… ¡prohibido visitar Tashiro-jima con perros!

Fuente: Travelerstoday

Foto / OiMax

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...