Suiza estrena el puente colgante más alto de Europa

Situado a 3000 metros sobre el nivel del mar, este puente apenas mide un metro de ancho y hará las delicias de los más aventureros. Se inauguró el pasado 7 de diciembre y ya ha recibido la atención de muchos visitantes curiosos.

Los puentes son estructuras construidas con intención de hacernos la vida más fácil, salvando ríos, precipicios o desniveles del terreno. Sin embargo, la naturaleza no siempre se lo pone fácil a la construcción del puente. Hay obstáculos tan increíbles que incluso el modo de salvarlos deja sin aliento, ya sea por sus características o por el vértigo que generan.

Un ejemplo acaba de estrenarse en Suiza, y quizás sea uno de los más impactantes del mundo. El puente colgante del monte Titlis, en los Alpes, se sitúa a 3.000 metros sobre el nivel del mar y mide unos 90 metros de largo. Unas proporciones que lo convierten en el más alto de Europa, y en todo un aliciente turístico para los más aventureros.

Ha llevado cinco meses terminar este puente que, pese a su longitud, apenas alcanza el metro de ancho. La inversión necesaria para hacer realidad esta gesta ha sido de más de 1,2 millones de euros, pero las autoridades suizas esperan que pronto sea amortizada

Y es que este puente se ha construido para celebrar el centenario del teleférico de Engelberg-Gerschnialp, toda una institución en la zona. Aunque se ha inaugurado hace apenas unos días, el 7 de diciembre, ya ha despertado una gran curiosidad en el interior del país. Una curiosidad que, según el sector turístico, irá a la alza con la llegada del buen tiempo.

Por si eso fuera poco, y pese a lo excepcional del puente, los menos valientes pueden contemplarlo desde la comodidad del teleférico. Sin embargo, las medidas de seguridad son estrictas, y vivir la aventura de cruzarlo a pie es algo que ni los menos osados deberían rechazar. ¿Os animáis?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...