Srinagar: historia y naturaleza en la India

lago dal

Srinagar (India) está pegada a la frontera con Pakistán. En un principio, uno no consideraría este sitio como un lugar donde viajar, ya que es la capital de la conflictiva y militarizada Kashmir. Sin embargo, esta ciudad situada a orillas del río Jhelum, es un auténtico paraíso terrenal, que además se ha vuelto más seguro desde el año 2003. Numerosos lagos, valles verdes, el río atravesando la ciudad hasta su desembocadura en el lago Wular, y los nueves antiguos puentes que permiten cruzar de un lado a otro, hacen especial a esta ciudad. Su nombre está compuesto de dos palabras en sanscrito: sri -riqueza- y nagar -ciudad-.

¿Qué podemos ver en Srinagar? El lago Wular, el mayor de agua dulce del país, y se encuentra a 32 kilómetros al noroeste de la ciudad. Se rodea por altas montañas en el norte y noroeste, lo que le da un aire muy natural. Pero sin duda, el lago Dal es uno de los mejores: está conectado con otros lagos del valle de Cachemira, y da vida a la ciudad. 18 kilómetros cuadrados tiene este lago, que se congeló dos veces, y es un lugar con gran variedad de peces, por lo que la pesca es la principal fuente de ocupación, siendo la segunda industria en tamaño. Dentro de él se encuentra Char Chinar, un jardín al que se puede llegar en embarcaciones llamadas Shikaras. Si hacemos el paseo completo, también podremos apreciar el Parque Nehru, el Kanutur Khana, el Charchinari, una serie de islas flotantes y pueblos típicos dedicados a la agricultura de vegetales.

tumba

Podemos ir al santuario Hazratbal, un destino sagrado de peregrinación musulmana a orillas del lago Dal; o el templo Shankaracharya, situado en lo alto de una colina a unos 1100 metros, y que se puede visitar solo a través de una caminata; KhanqaheMolla, un santuario que se cree que contiene “el secreto de Dios”, se ubica a orillas del río Jhelum, y es uno de los más antiguos templos musulmanes. Si queremos un poco más de naturaleza podemos ir a los jardines de Mughal, pertenecientes a esta dinastía, que gobernó desde principios de 1500 hasta mediados de 1800. En estos jardines el agua es la protagonista, y hay varias especies de flores, árboles y césped.

Entre los festivos realizados en la ciudad, tenemos el de Navroz, en marzo o abril, celebrado por los musulmanes durante nueve días orando en las mezquitas, utilizando ropa fina, haciendo comidas familiares, entre otras cosas. El Urs es una fiesta Cachemira que se celebra en los santuarios de los santos musulmanes en los aniversarios de sus muertes. En la ciudad también la celebran los hindúes y los sijs.

jardines

Srinagar está muy bien conectada por aire y por tierra -a pesar de que no tiene estación de tren-. Su clima es continental húmedo con veranos cálidos de junio a agosto, y meses fríos de diciembre a febrero cuando suelen haber nevadas. En cuanto al tema de la salud, es conveniente saber que la infraestructura sanitaria es deficiente e incluso inexistente en la India en general, por lo que se recomienda una póliza médica de amplia cobertura que cubra también la repatriación y el rescate por avión para actividades de montaña. Debemos tener cuidado con la alimentación, porque hay serios riesgos de amebiosis, disentería, hepatitis y gastroenteritis. También debemos vestirnos y actuar adecuadamente y con decoro.

lago nagin

Srinagar fue fundada por el rey Pravarasena II hace más de dos mil años, y fue parte del imperio Maurya. El rey Ashoka introdujo el budismo en la zona, y en el siglo I la ciudad estaba bajo el control de los Kushans, lo que significó que la zona se convirtiera en el centro del budismo. En el siglo VI la ciudad cae bajo el poder de los hunos. El gobierno hinduista y budista duró hasta el siglo XIV, cuando pasó a estar controlado por varios gobernantes musulmanes. Fue capital durante el reinado de Yusuf Shah Chak. Cuando ocurrió la desintegración del Imperio Mogol después de la muerte de Aurangzeb en el año 1707, se incrementaron infiltraciones en el valle de las tribus pastones, y el gobernante del imperio Durrani gobernó la ciudad durante varias décadas. En 1814, Raja Ranjit Singh anexionó a su reino gran parte del valle de Cachemira, incluyendo Srinagar, que estuvo bajo la influencia de los sikhs. En el año 1846, el Tratado de Lahore firmado entre los gobernantes sijs y los británicos, supuso que el valle fuera un protectorado británico, e instaló a Gulab Singh como gobernante y soberano independiente de la región. Con la independencia de la India, varias tribus hicieron la guerra Indo-Paquistaní de 1947, con la intención de ayudar a la mayoría musulmana de Srinagar y de toda Cachemira para que consiguieran la independencia del gobernante hindú Dogra.

Fuente: Viajeros, Raju India, Mi nube

Fotos: Jardines, tumba de Bushdah, lago Dal, lago Nagin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...