Sol, playa, paisaje e inglés en Bournemouth

Destino tradicional de sol y playa para los británicos. Destino consolidado para el aprendizaje del inglés para los españoles. Y destino académico para todos aquellos jóvenes que estudian en su universidad. El pueblo costero de Bournemouth, en el litoral del sur de Inglaterra, goza hoy de una gran popularidad en todo el continente pese a contar con apenas 160.000 habitantes. Una cifra que ha aumentado estrepitósamente en los últimos dos siglos.

Como ya hemos apuntado al principio, este incremento de población y éxito no se debe a su naturaleza monumental. Sus alicientes son otros, que lo hacen equiparable a otros destinos playeros y de ocio de nuestro país. Lo cual no significa que no sea un lugar encantador para una primera aproximación a Inglaterra. Sobre todo porque sale muy económica: a su pequeño aeropuerto vuelan diariamente varios aviones de la low cost Ryanair. Y sus cursos de inglés, ya sean de verano o de invierno, son de los más baratos del país.

Bournemouth es una localidad extensa, al estilo británico, y gran parte de sus áreas son residenciales. Cuenta con amplios parques por los que pasear y en los que pasar las tardes de verano, y una zona centro comercial donde son frecuentes los eventos. Quizás no sea un centro bucólico y plagado de encanto, pero la esencia del país se siente a casa paso que se da.

Pero el mayor aliciente de esta localidad, como decíamos, está en su litoral. Bournemouth es popular por su playa, una de las mejores de Europa. Cuenta con prácticamente cinco millas que se extienden hasta las localidades de Christchurch por el este y Poole por el oeste. Es un punto de acceso magnífico a la Costa Jurásica, más de 150 km de abruptos accidentes geográficos declarados Patrimonio de la Humaidad por la UNESCO. Y no solo eso. También limita en sus cercanías con el New Forest, una zona de pastos, brezales y bosques antiguos poblados por varias especie de animales, entre las que destacan los ponis. Es un destino de fin de semana muy popular entre los británicos, por conformar un entorno de lo más bucólico.

Con todo ello, Bournemouth se presenta como una localidad pequeña pero acogedora. Uno de los enclaves con mejor clima de Inglaterra, ideal para unas vacaciones combinadas con el aprendizaje del inglés de lo más relajantes. Pero también un lugar perfecto para iniciar una ruta por algunos de los entornos naturales más bellos de Gran Bretaña. Eso sí, previo alquiler de coche. Algo que podremos conseguir en este lugar a un precio bastate razonable, y que nos garantizárá vivir al 100% nuestra experiencia en el sur de Inglaterra.

Foto: Jim Linwood

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...