San Sebastián recupera el glamour de los cruceros de lujo

El Azamara Journey, crucero de gran renombre del grupo estadounidense Royal Caribbean, zarpó el pasado 16 de agosto desde el puerto de Pasaia y dio a sus 700 pasajeros y a vecinos de las localidades cercanas, un espectáculo digno de ver. Vuelve el lujo a las aguas cántabras.

Buenas noticias para el puerto guipuzcoano de Pasaia y, en general para San Sebastián,  con motivo del regreso de los navíos de lujo a sus costas. El Azamara Journey, crucero de gran renombre del grupo estadounidense Royal Caribbean, zarpó el pasado 16 de agosto desde aguas cántabras y dio a sus 700 pasajeros y a vecinos de las localidades cercanas, un espectáculo digno de ver.

Lo siguieron multitud de vecinos de San Pedro y San juan, los dos municipios de Cantabria que están a sendos lados de la estrecha bocana que conduce a los muelles de la dársena. Se trata también de una gran alegría para su capitán, el noruego Johannes Tysse, tal y como ha explicado a los medios durante un acto celebrado en uno de los salones del buque.

Por otro lado, el presidente de la Autoridad Portuaria de Pasaia, Lucio Hernando, le ha entregado a Tysse una placa commemorativa en recuerdo de la visita. Además ha expresado con las siguientes palabras: «que sirva a los cerca de 600 cruceristas para que conozcan Donosti, Guipúzcoa y extiendan su buen nombre por el mundo«.

La principal dificultad del espectáculo enfrentaba la anchura del puerto de Pasaia y las dimensiones del barco. No obstante, el Azamara Journey es un crucero de tamaño mediano por lo que sus 181 metros de eslora no supusieron muchas dificultades a su capitán. Tysse se ha sentido satisfecho y ha disfrutado de la «experiencia» profesional que significa atracar en un puerto con dichas características.

Si te subes a bordo, te sentirás completamente atendido gracias a sus 375 tripulantes divididos en sus 10 plantas. Dispone además de 350 camarotes dobles, 45 de ellos suites. Asimismo tiene piscina exterior, spa, 4 restaurantes, un piano café y 5 bares, discoteca, casino, teatro y biblioteca entre otras instalaciones. Todo por un precio que ronda los 400 dólares por persona y día.

El trayecto del crucero, con bandera de Malta, fue el siguiente. Primero, zarpó desde el puerto de Southampton (en Reino Unido). Después, pasaría por las localidades de Burdeos y San Juan de Luz (Francia). Luego llegaría al puerto de Pasaia con destino a Bilbao, para finalmente atracar en Lisboa.

El Azamara Journey no será el último crucero que visitará tierras guipuzcoanas y es que, ya ha recibido otro crucero con las mimas características. En este caso, se trata del Adonia, un navío con bandera de Bermuda. Hacía dos años que no llegaba ningún crucero a dicho puerto pero parece que las cosas van a cambiar de ahora en adelante.

Fuente / Finanzas

Foto / penwin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...