San Miguel de Allende, Célebre y vanidosa


San Miguel de Allende, fue declarada monumento nacional en el año1926, a partir de ahí, la fama y la vanidad de esta ciudad colonial magnifica fue en aumento, sus bellas casas pintadas de ocre, anaranjado y ladrillo, San Miguel posee los colores de un atardecer en el desierto.

En cada vuelta de esquina se puede encontrar una fuente barroca de agua, una puerta pesada de madera, calles sinuosas y empinadas, un vendedor ambulante.

San Miguel fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco, título que la ciudad de Guanajuato que posee desde el año 1988. Las dos comparten una distinción curiosa, la de haber sido calificadas como pueblos mágicos por la Secretaría de Turismo, en su deseo de demostrar que México es algo más que sol y playa, son alrededor de 30 poblados que esparcen una magia distinta por medio de su riqueza cultural, la hospitalidad de su gente y también por su encanto natural.

Se sitúa muy próximo de la Ciudad de México, a casi 270 km, es una alternativa distinta de escape para aquellos turistas que desean alejarse del estruendo de la capital.

Otros turistas la eligen, pero es para echar raíces, ellos son los extranjeros, norteamericanos. Se calcula que se encuentran entre cinco mil y diez mil extranjeros que están asentados en San Miguel de Allende, muchos de ellos ya jubilados que han optado por vivir en estas tierras de clima templado, cielo diáfano y noches frescas, una ciudad que se ubica a casi 2000 metros sobre el nivel del mar.

Los más jóvenes, vienen desde el Norte para pintar en las afamadas escuelas de arte de San Miguel y también para aprender algo de español.

Entre tanta reliquia colonial existe además una moderna Iglesia Anglicana, una pequeña sala de cine con estrenos de Hollywood y una biblioteca que cuenta con la segunda colección más grande de libros en inglés en todo México.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...