San Eustaquio, una pequeña joya en medio del Caribe

San Eustaquio es una pequeña isla caribeña de tan solo 21 kilómetros cuadrados con pocos habitantes dedicados al turismo. La isla ofrece actividades de senderismo y de submarinismo así como playas vírgenes. No hay muchos hoteles, por lo que si te interesa dormir en ella debes reservar con tiempo. Las islas pertenecen a las Antillas Holandesas, por lo que es territorio de la Unión Europea.

San Eustaquio es una pequeña isla volcánica perteneciente a las islas de Barlovento y a su vez a las Antillas Holandesas. La isla tiene una dimensión de unos 21 kilómetros cuadrados y su ciudad principal de llama Oranjestad. Su montaña principal es un volcán y es una atracción turística para los isleños, se denomina monte Mozinga. Aunque otras de sus atracciones más importantes son los numerosos barcos hundidos de las época colonial que se hallan en sus costas hundidos por los piratas que hacían de esta isla su campamento. Por lo tanto es una isla ideal para practicar submarinismo, snorkel y buceo.

Desde la Isla de San Eustaquio se puede ver la vecina isla de St. Kitts and Nevis

Pero otra de las características de esta isla es su tranquilidad, ya que tiene aproximadamente tres mil trescientos habitantes y muy pocas camas para los visitantes, por lo que si te interesa viajar en una fecha determinada debes reservar con tiempo. Antaño la isla se nutria del cultivo de la caña de azúcar y era fabricante del típico ron del Caribe, pero hoy en día solo se dedica al turismo. La isla tiene playas vírgenes donde pasear, bañarse o bucear. Además, debido a los pocos hoteles y habitantes es una isla que tiene pocos turistas con lo cual la isla se convierte en una pequeña joya caribeña donde descansar del bullicio, donde relajarse y donde disfrutar de una exótica isla típica del Caribe.

Esta isla paradisíaca que pertenece a las Antillas Holandesas es un territorio que también pertenece a la Unión Europea y el idioma que se habla es el holandés y el inglés. Aunque la isla tiene varias islas virgenes para pasear, se puede hacer senderismo donde se pueden ver otras islas de esta zona del Caribe. Por ejemplo hay un sendero llamado Panorama, desde donde se puede avistar la cercana isla de Saba. Otro de los senderos para pasear y ver más islas es el sendero de Mozinga, desde donde se puede ver la vecina isla de St. Kitts and Nevis (San Cristóbal y Nieves).

Así pues, si quieres realizar turismo tranquilo, pero en plena selva virgen y playas desérticas, esta pequeña isla del Caribe te ofrece poder hacer dos de las actividades más demandadas en este tipo de islas: senderismo y submarinismo. Con la ventaja de tener buenos hoteles, gente muy hospitalaria y lejos del bullicio de otras isas más comerciales. Si tienes pensado ir a las islas de Barovento podrías hacer una especie de tour y visitar estas pequeñas islas ya que al ser pequeñas también se pueden recorrer en un día.

Foto | Jukk_a en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...