Salvador de Bahía, pura emoción


Usted sentirá una emoción jamás vivida y tendrá la certeza de llegar a un lugar único, al sobrevolar esta bella región de Salvador de Bahía, a través de la ventanilla del avión dispara contara con una impresión única de esta ciudad puerta de entrada al nordeste de Brasil, un mar inmenso y sumamente brillante debido el sol del mediodía, barrios de casas bajas y morros de arena blanquísima.

Cada rincón de Salvador, posee sus versos propios, la playa de Itapuá , se despacha con un estribillo de Vinicius, se podrá pasear por la costanera y descubrir esa influencia portuguesa, veredas de piedras blancas y negras.

Ese contraste además se encuentra también en su gente, Bahía cuenta con un 80% de población negra y la influencia africana es muy arraigada. La religión es una de las pruebas de esto, por el que conviven el catolicismo y los dioses del afro brasileño culto candombe.

Las mujeres bahianas lucen con orgullo sus vestidos delicadamente blancos, adornados con coloridos collares, pañuelos en la cabeza y los hombres que acompañan la capoeira son una verdadera fiesta, imperdible.

Al arribar a Pelourinho, pleno corazón de Salvador, su atractivo casco histórico, ubicado en la parte alta de la ciudad, de calles empedradas y demasiado empinadas por momentos y angostas en otras, donde el escritor Jorge Amado, opto por estos bellos y paradisiacos paisaje para su novela “Doña Flor y sus dos maridos”.

Sus delicadas casas a dos aguas, ventanas de marcos blancos y vidrio donde cada uno se distingue por poseer un color diferente son otro de los bellos atractivos para sacarse una foto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...