Revive el turismo de balneario en Soulac sur Mer

La inmensidad de las playas del océano Atlántico solo para ti: disfruta de largos paseos y puestas de sol en esta pintoresca localidad francesa

atardecer en soulac

Los atractivos de Soulac sur Mer, ciudad balneario junto a la playa situada en plena región de Aquitania, son muchos y variados. Pero todos ellos requieren de un plan de vacaciones que no incluya el ritmo frenético, el alcohol o la fiesta. Para ello tenemos otros sitios, y son conocidos por todos . Soulac requiere relajación y disfrute de la naturaleza, por ello es indicado para las familias con hijos, los ancianos y, en definitiva, para todo aquel que decida apartarse del mundanal ruido y recluirse entre las casitas de colores de esta pintoresca localidad francesa. Si te interesa rememorar aquel turismo de principio de siglo XX, con los largos y medicinales paseos al borde del Atlántico, Soulac sur Mer es una buena opción.

Soulac se caracteriza por unas playas impresionantes, tanto dentro como fuera de la localidad. Ver el amanecer y el atardecer entre sus altas dunas y su arena casi desierta es un lujo que aquí puede estar a tu alcance. Al contrario que en el Mediterráneo, el gentío en la playa y las luchas de territorio no tienen sentido. En Soulac tendremos todo el espacio que queramos para tomar el sol, practicar deporte o sencillamente pasear o colocar nuestra sombrilla… eso sí, no pensemos que vamos a darnos placenteros baños. El océano Atlántico es peligroso y la mayor parte de las veces está muy bravo y muy frío, así que eso de nadar está prácticamente prohibido. En definitiva, cambiamos las aglomeraciones por la amplitud de las playas atlánticas, aunque para ello debamos pagar un precio.

Si vamos con niños, además de dejarles campar a sus anchas en la arena, hay una buena opción de plan diurno. Se trata del Tren de Vapor, modelo que data de 1900 y que es perfecto para dejar el coche aparcado y pegarse un voltio por los alrededores. En verano también es común que acudan a las inmediaciones los circos o los espectáculos de vaquillas, así como una pequeña feria permanente en la plaza del Ayuntamiento. En cuanto a los amantes del deporte, éstos siempre pueden optar por alquilar unas bicis (de paseo o de montaña) y circular por el carril que nos lleva hasta la Pointe de Grave, o incluso más allá. También son habituales las visitas de los surfistas profesionales, atraídos por las grandes olas del mar. Eso sí, desaconsejamos esta labor para los iniciados, pues en Soulac las playas son salvajes y la vigilancia queda acotada a una pequeña zona.

casas soulac

Otro de los atractivos de esta localidad son los sencillos paseos, observando la peculiar arquitectura del lugar, por otro lado caracterizada por casitas de una, dos, o tres plantas estilo neocolonial. Te resultará imposible no imaginar una vida de ensueño al borde del mar. Eso sí, obviando que el invierno a pocos metros del océano Atlántico tiene que tener muy poco de ideal. La calle principal o Rue de la Plage es la más concurrida de todo Soulac. Podríamos decir que es prácticamente la única en la que se concentran los comercios y los restaurantes de la zona. Comer fuera en Soulac es caro, sobre todo si queremos probar los pescados locales. Otra de las opciones gastronómicas es acudir al mercado (situado en la misma Rue de la Plage) para comprar productos frescos. Los precios respecto a España son desorbitados, pero siempre podremos permitirnos un capricho a un precio más bajo que en el restaurante. Nosotros recomendamos el bar Le Rallye, donde poder comer los tradicionales crêpes o croque monsieur o, si se prefiere, una simple pero sabrosa hamburguesa o ensalada. En la calle perpendicular, Rue Victor Hugo, encontramos también un notable restaurante tailandés.

Como nota de interés, y dado que entre nuestros lectores es muy probable que haya gente interesada por el patrimonio arquitectónico o artístico de este lugar, debemos decir que Soluac se encuentra dentro de los llamados «Caminos de Santiago de Compostela de Francia» gracias a su iglesia de Nôtre-Dame-de-la-Fin-des-Terres. Curiosidad aparte y como venimos diciendo, Soulac sur Mer se presenta como una buena oportunidad de trasladarnos a otra época mucho más sosegada, viviendo plenamente el estilo de vida atlántico. ¡Pruébalo y nos lo cuentas!

Fotos del autor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...