Piscina de Montjuic, un secreto bien guardado en Barcelona

La Piscina Municipal de Montjuic ofrece la posibilidad de bañarse con espléndidas vistas al skyline de Barcelona. Y sin necesidad de alojarse en un glamuroso hotel, solo pagando los 5,6 euros que vale la entrada.

Como sucede en toda ciudad mediterránea que se precie, uno de los atractivos más importantes de Barcelona son sus playas. Qué mejor lugar para tostarse al sol que aquel que la naturaleza nos regaló para ello: la arena y el mar. Existe una alternativa igual de refrescante, la piscina, pero por desgracia es de origen artificial. Así que muchos la descartan, o la reservan para sus lugares de origen. La playa es algo inédito para quienes viven en el interior, pero la piscina no.

Gracias a este fenómeno, joyas como la Piscina Municipal de Montjuic escapan de la masificación que las caracterizaría en otras ciudades. Uno de los motivos por los que recomendamos visitar este lugar, aunque en realidad su aliciente es otro. Uno solo, pero fundamental: la posibilidad de bañarse con espléndidas vistas al skyline de Barcelona. Y sin necesidad de alojarse en un glamuroso hotel, solo pagando los 5,6 euros que vale la entrada.

Esta instalación pertenece al denominado Anillo Olímpico de Montjuic, la zona que en su día albergó los principales recintos de las Olímpiadas del ’92. Consta de dos piscinas exteriores: una de 25 metros, abierta al público, y otra de saltos, reservada para eventos especiales. Tal es su belleza y atractivo que ha protagonizado múltiples anuncios e incluso un videoclip de Kylie Minogue. Más concretamente, el de la canción Slow, incluido dentro del álbum Body Language.

La piscina fue inaugurada en 1929 y posteriormente reformada en 1955, con motivo de los Juegos Mediterráneos. Sin embargo, en 1990 vivió su más gran remodelación, pues iba a albergar algunos de los eventos deportivos de los Juegos Olímpicos. Se construyeron así las dos piscinas actuales, que albergarían las competiciones de saltos y la fase preeliminar del torneo de waterpolo.

Aunque las instalaciones siguen acogiendo eventos destacados (sin ir más lejos, el Campeonato Mundial de Natación de 2003), en verano están abiertas para el uso público. Durante esta temporada se ofrecen cursos de natación, de saltos y de waterpolo, así como diversos programas acuáticos relacionados con la salud.

La Piscina Municipal de Montjuic se encuentra en la montaña homónima, pero su acceso es barato y sencillo. Basta con dirigirse a la estación de metro de Paral·lel (líneas 2 y 3) y hacer trasbordo con el funicular de Montjuic. Este transporte está integrado en la tarifa urbana de transporte público de Barcelona, por lo que podemos utilizarlo accediendo con la tarjeta de metro o autobús. Justo enfrente de la estación del funicular encontraremos las piscinas.

Foto: rogerimp.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...