Piedras de Jelling, legado de Dinamarca

Piedras de Jelling, legado de Dinamarca

Las piedras rúnicas son el legado de los vikingos, donde muchas veces dejan una historia contada en un alfabeto ininteligible para los comunes mortales, pero muchas pueden ser atractivas a la vista por lo pintorescas de sus formas y colores. Las antiguas lenguas germánicas se expresaban de esta forma, especialmente en Escandinavia, donde los vikingos cimentaron su civilización. Estas piedras rúnicas fungieron también como lápidas de los muchos guerreros caídos, pero hay una en especial que dícese cuenta la historia del nacimiento de una nación, obviamente escandinava, hablamos de Dinamarca, y las piedras en cuestión son las Piedras de Jelling, que son sólo dos, pero las más importantes y enigmáticas de su clase.

Lo que complementa el atractivo de este lugar son los montes aledaños donde yacen los restos de los reyes Gorm el viejo y su esposa Thyra Danebod, últimos monarcas de la era pagana de la hoy Dinamarca cristiana, desde allí en adelante.

La piedra grande fue levantada en el año 965 por un Rey posterior al susodicho, Harald I. En su inscripción dice lo siguiente: “Harald Rey mandó erguir estas en honra de Gorm, padre suyo, y en honra de Thyra, madre suya. Harald, para sí, conquistó toda Dinamarca y Noruega e hizo cristianos a los daneses”.

Mucho se dice sobre esa importante época de transición hasta hoy perenne, pero eso sólo dice en la más grande, al lado de esta se encuentra una pequeña, hecha en 955, que contiene su propio mensaje: “El Rey Gorm irguió esta en nombre de Thyra, su esposa, en nombre de Dinamarca”.

Ambas piedras son de emocional importancia para el pueblo danés, pues son los más antiguos vestigios en referencia a su nombre como hoy lo conocemos. Son los hitos donde se levanta su historia y algunos cambios vitales.

En el territorio de Jelling crecen frondosas áreas verdes. Otrora fue la capital vikinga de Dinamarca, ahora es una aldea que guarda mucha historia de la nación a la cual pertenece, ya que es el lugar donde se realiza lo que se considera como el Bautismo de Dinamarca, por lo que dicen las inscripciones de las piedras, que mucho tienen que ver como una declaración de autonomía o -entiéndase también -de independencia.

La era vikinga en esta parte del mundo fenece por la llegada de una nueva etapa en la que la religión es la primordial cuestión, cuestión cristiana.

Foto | alexanderdrachmann

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...