Museos eróticos en Europa

Europa es un continente plagado de museos gracias a su vasta y rica historia. Ingresar a un museo es una actividad imperdible durante un viaje. Normalmente cuando pensamos en un viaje cultural se nos vienen a la mente grandes y conocidos museos como el Louvre de París, el Prado de Madrid o Los Museos Vaticanos de Italia. Sin embargo, existen una serie de museos temáticos y curiosos que valen la pena conocer. En esta ocasión nos dedicaremos al ámbito sexual para descubrir a los más famosos museos eróticos de Europa.

En primer lugar nos dirigiremos hacia Alemania, precisamente a la ciudad de Hamburgo para conocer al Museo Erótico de Hamburgo, el cual se ubica en la localidad de St. Pauli, al extremo derecho del Río Elba. Antes de ingresar de lleno en el museo vale la pena mencionar que lleva ya 17 años de éxito y que son cerca de 90 mil personas las que lo visitan cada año. Visitar este museo es una experiencia sorprendente. Aquí veremos exposiciones permanentes de distintos objetos artísticos y eróticos como pinturas, grabados, impresiones, fotografías y demás no solo de nuestra época sino de siglos pasados.

Es hora de trasladarnos a otra ciudad germana. Esta vez nos dirigiremos hacia la capital, Berlín. Allí también encontraremos un museo erótico (Erotik Museum), considerado hoy en día como el más grande de Europa. Aunque no lo creas se trata de un edificio de 3 plantas con miles de artículos del ámbito sexual como afrodisíacos, miembros de animales, documentos de descubrimientos sexuales, consejos y manuales sexuales, imágenes del Kamasutra, juguetes sexuales antiguos todos perteneciente a la colección privada de una mujer anciana llamada Beate Uhse. Encontrar el museo no es nada difícil pues se ubica en el centro comercial de la ciudad.

La Madre Patria también tiene un museo erótico bastante conocido. Se trata del Museo de la erótica de Barcelona, ubicado en el corazón de la ciudad. ¿Sabías que este museo es el único en su especie en España y Latinoamérica? Sí, el objetivo del museo es dar información educativa al visitante acerca del aspecto sexual en la historia de la cultura humana, totalmente libre de tabúes. Es más, hasta hay una sección muy explícita sobre la masturbación, el tamaño promedio de los penes en el mundo, la relación entre el sexo y la religión, etc. Es importante mencionar que el museo tiene cientos de piezas sexuales pertenecientes a distintas culturas y zonas geográficas como por ejemplo la “silla del placer”, un artefacto antiguo de hierro, fotografías y obras de arte sobre desnudos y hasta cómics sexuales. Se trata de un paseo didáctico a través de la sexualidad de siglos pasados y del mundo actual.

Foto| pawelbak

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...