Miraflores uno de los puntos con más encanto de Lima

Ovalo de Miraflores en Lima Perú

El visitante que llega a Miraflores se queda gratamente sorprendido por el buen ambiente, la gastronomía y la arquitectura e infraestructuras de esta parte de Lima que nada tienen que envidiarle a cualquier punto del llamado “primer mundo”.

Larcomar es uno de los nuevos espacios del Municipio, se trata de un centro comercial en forma de terraza donde es posible ir de compras, comer, ir al cine o simplemente contemplar la belleza de los acantilados de Miraflores, mientras en un intenso tráfico surca el corredor verde estrenado el año pasado.

El Parque Kennedy nos recibe con el busto del presidente demócrata asesinado en 1963. Curiosamente se trata de uno de los presidentes norteamericanos que más atacó América Latina, no olvidemos por ejemplo la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba. En la zona de parque destaca el palacio municipal y la iglesia de la Virgen de la Milagrosa. Sin embargo, aquí la principal recomendación para quienes lean estas líneas es gastronómica sin duda. Los sándwiches a la peruana conocidos como “sanguches” son una experiencia para el paladar, siendo los más económicos los de Miguelón y los más exquisitos los de La Lucha Sanguchera. Igualmente os recomiendo las hamburguesas estilo peruano de Bembos, una cadena de fast food. El comer en este establecimiento tiene algo de especial, puesto que fue el primer restaurante de una cadena que se ha conseguido expandir y consolidar en el resto del país. Eso sí en el centro del Parque Kennedy, no os podéis perder un quisquito-carrito ambulante al que hacen peregrinación tanto limeños como turistas de paso por la zona. En él se vende un postre muy típico de Lima, la mazamorra morada hecha a base de maíz morado.

Si caminais por la Avenida Arequipa a la altura de la calle Ayacucho torciendo a la izquierda podéis encaminaros hacia la Huaca Pucllana. Se trata de una pirámide de 25 metros de altura construida a base de puro bloque de adobe. Se corresponde a los restos de una cultura que habitó esta parte de la costa peruana entre 200 y el 700 d.C. y que posteriormente se vio influenciada por la cultura Wari. El acceso a la Huaca Pucllana tiene un costo de 10 soles (2,95 euros).

Una de las bondades de Miraflores es que aunque se trate de un punto ciertamente exclusivista de Lima, existen opciones low cost para el viajero mochilero de pro. Por ello no es dificil encontrarse con un buen número hostels para backpackers. Por mi experiencia personal, os recomiendo el 151 Backpacker Hostel B&B de la calle Colón. A cambio de su ajustado precio, se puede disfrutar de duchas con agua caliente, desayuno y conexión WiFi gratis, eso sí en caso de ir sin un candado para la taquilla o locker donde guardar las cosas, es necesario abonar 5 soles extra (1,48 euros).

Foto | Municipalidad de Miraflores

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...