Málaga, tierra de herencias

En esta entrada nos vamos a conocer la ciudad de Málaga que nos recibe con un importante legado histórico, atesorado en construcciones memorables como el Teatro Romano o la Alcazaba Árabe. La Costa del Sol también nos recibe con sus bellas playas

Si hay una ciudad española que vibra, esa es Málaga. Esta ciudad reúne una historia milenaria, mucho folklore y una inquietante cultura moderna. Por si fuera poco, Málaga cuenta con un puerto y un área costera donde podemos disfrutar de interminables horas de sol a lo largo de todo el año. Otra ventaja de Málaga es que casi todos los atractivos principales se encuentran cerca del centro histórico de la ciudad por lo que recorrerla a pie se ha hecho una sana costumbre entre los turistas.

Vista de Málaga tomada de Flickr por quinoal

En cada paso que damos somos testigos de la increíble y nutrida herencia arquitectónica del lugar. El hijo ilustre de Málaga es Pablo Picasso que cuenta con un museo que fue inaugurado en su honor en 2003. Junto al museo está el Teatro Romano, la fortaleza árabe y muy cerca la plaza de toros.


Del otro lado del barrio antiguo encontramos el CAC con su arte contemporáneo internacional. Cerca de la catedral está la Plaza Episcopal que tiene exposiciones temporales de gran factura. El Teatro Cervantes también nos ofrece una amplia selección de conciertos, baile y musicales. En Málaga no podemos dejar de visitar la Alcazaba y el Gibralfaro que son los fortines militares del tiempo de los árabes.

Detrás de sus muros nos topamos con un palacio y hermosos jardines interiores con vistas increíbles. Al lado están los restos del Teatro Romano en gran estado de conservación. Luego hay que ver el Jardín Botánico que data del siglo XIX y donde 500 especies tropicales nos esperan en un área de 30 000 metros cuadrados.

Catedral de Málaga tomada de Flickr por yushimoto_02

Luego hay que ir a los Baños Árabes cerca de la Plaza de la Merced. Tampoco podemos dejar de visitar el Museo Picasso ubicado en el interior del Palacio Buenavista que data del siglo XVI. Cerca está la Casa de Picasso que también podemos visitar. Luego hay que ver la Catedral de Málaga que data de los siglos XVI al XVIII y que está hecha en estilos barroco y renacentista.

Podemos terminar nuestro viaje a Málaga tomando cualquiera de las excursiones que nos ofrecen conocer los pequeños pueblos de montaña o las grandes ciudades andaluzas, además de las playas de la Costa del Sol.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...