Los viajes al espacio de Virgin Galactic tendrán que esperar

Los vuelos comerciales de Virgin Galactic que está preparando para el espacio tendrán que esperar a 2021 como pronto.

Hay varias empresas que están trabajando de forma incansable para conseguir que los viajes al espacio con pasajeros y turistas sean una realidad. Una de ellas es Virgin Galactic, la empresa del soñador y excéntrico Richard Branson, que tenía previsto realizar su primer viaje en este año 2020 después de un largo periodo de tiempo de retraso respecto a los planes originales.

Pero salvo sorpresa, el estreno del servicio todavía tendrá que esperar. La compañía así lo ha anunciado alegando problemas relacionados con la pandemia que van a llevar al retraso. El proyecto no desaparece, ni mucho menos, solo se retrasa un poco.

En 2014 esta compañía que pretende vender billetes para que visitemos el espacio tuvo su peor incidente hasta la fecha: un accidente en el que un piloto de pruebas murió. Desde entonces han continuado las pruebas, los análisis y las mejoras del proyecto a fin de asegurarse de que nunca se repite algo parecido. Y hasta ahora ha ido bien, tan bien que la astronauta Beth Moses ya realizó un vuelo de prueba en el que se confirmó que todo había ido como la seda y que el proyecto avanzaba con muy buen ritmo.

El progreso avanzaba tan bien que solo hace unos días se mostró el interior de la cabina de pasajeros en la que irán sentados los turistas que se animen a pagar esta experiencia. Todo se ve de gran comodidad y con ventanillas similares a las de los aviones a fin de que los viajeros puedan tener una experiencia satisfactoria mientras disfrutan moviéndose por el espacio.

El plan original es que el propio Richard Branson viaje en el primer vuelo comercial oficial junto a sus primeros clientes de pago, que serán unos auténticos VIP tan soñadores como él. Por ahora tendrá que esperar y mientras tanto la compañía realizará otros dos vuelos de prueba que ayudarán a confirmar que todo va bien y que en el momento de la verdad no se producirá ninguna sorpresa. Además, en uno de los dos vuelos de prueba Virgin Galactic contará con la colaboración de la NASA y se ocupará de poner en órbita ciertas cargas experimentales.

Para poder seguir cubriendo el trabajo, Branson ha dicho que venderán más acciones. De momento ya tienen unos 600 pasajeros en cola esperando con los que se ha llegado a acumular un presupuesto de alrededor de 80 millones de dólares. Cada billete adquirido con antelación tendrá un precio de unos 200 mil dólares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...