Los lagos rosas de Australia

El lago Hillier es uno de los más visitados por el color de sus aguas aunque el lago en Port Gregory también es un destino bastante habitual por los australianos.

lago rosa

Oceanía es el continente más pequeño del planeta, pero no por eso es peor, ni mucho menos. Tiene un gran atractivos turístico debido a los países que lo integran: Australia, las islas de Nueva guinea, Nueva Zelanda, y los archipiélagos de Melanesia, Micronesia y Polinesia. Todos ellos cuentan con grandes ingresos gracias a la actividad turística y podrían ser objeto de cualquier destino turístico, pero el lago rosa: Lago Hillier situado en el archipiélago Recherche, en Australia, nos deja sin palabras.

Estamos acostumbrados a disfrutar de un lago azul cielo, con aguas cristalinas, pero nunca jamás pensaríamos que un lago pudiera tener un color rosaceo, como es el Lago Hillier en Australia. Es un lago casi único ya que en África el lago Retba también tiene este singular color, y en la propia Australia también hay otro lago rosa. A pesar de no ser el único, si que es especial y totalmente aconsejable de visitar. No todos los días uno puede contemplar el poder que tiene la naturaleza. Los australianos estarán acostumbrados y creerán normal el color de este lago, ya que no solo pueden contemplar al Lago Hillier, sino que en la Costa de Cora en Port Gregory también hay otro lago en el que sus aguas son rosaceasAustralia es un territorio donde se pueden encontrar paisajes increíbles y con fuertes contrastes.

Cuando se tienen dos cosas iguales, siempre hay una pequeña pelea por saber cuál será mejor o en este sentido, qué lago es más aconsejable de visitar. El Lago Hillier es el más aconsejable, está en Middle Island en el archipiélago de Recherche y no dispone de civilización a su alrededor a diferencia del lago de la Costa de Cora. Además, es un lago más pequeño, unos 600 metros de longitud, 250 de anchura y de con una profundidad muy baja, lo que provoca que el color de sus aguas sea más intenso y más bonito de observar. Otra de las razones de porque visitar el Lago Hillier y no el de Port Gregory es porque el contraste del rosa de sus aguas con el verde del bosque hace que el lugar sea más mágico todavía.

Si la playa es uno de tus destinos principales, no te preocupes. El lago Hillier se encuentra a escasos metros del mar y esta separado por un estrecha línea de árboles y una playa de arena blanca, recordando a las playas del caribe. Junto a él se pueden diferenciar dunas con alta concentración de sal que provocan un extraño arco iris. En este sentido y por una cantidad monetaria, se puede dar una vuelta sobrevolando este lago para contemplar aún más el poder de la naturaleza. Un placer para la vista de todos los pasajeros que optan por esta excursión en sus vacaciones.

En 1802 Matthew Flinders subió a la cumbre más alta del archipiélago de Recherche y descubrió lo que hoy en día es el Lago Hillier, aunque nunca supo el motivo del color rosa en sus aguas. Las primeras hipótesis reconocen que se debe a que el fondo esta lleno de algas conocidas como Dunaliella salina, y que a pesar de ser de color verde, cobran el color rosaceo por un microrganismo: Halobacteria Cutirubrum. El lago Hillier es algo que todos tendríamos que ver, acostumbrados al azul mar el lago rosa sería algo insólito y que nos dejaría la boca abierta. Un destino diferente pero totalmente recomendable.

FOTO/ robertpaulyoung

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...