Lima, Perú, y la buena hospitalidad al turista

El Perú tiene muchas ventajas y desventajas para conocer, a partir de un viaje descubrí la ciudad de Lima, una ciudad que engloba un poco de cada cultura del país, desde donde se puede apreciar no sólo buena comida, una arquitectura digna de apreciar por la tendencia colonial, sino también un buen trato y afecto al turista, lo que hace que no dude en volver a visitar esa ciudad.

Después de haber conseguido un vuelo barato a la ciudad de Lima, ya todo estaba consumado, el viaje se haría sí o sí, sólo era necesario alistar mis pertenencias y salir a vivir esa experiencia.

La catedral de lima

La catedral de lima

Por suerte tenía a un amigo que vivía en esa ciudad, si bien había podido conseguir un alojamiento en Lima, no había contratado ningún servicio turístico, pues tenía planeado llamar a este amigo, para que me pueda dar un tour por la ciudad.

Y así fue, llegué aquel día de noche, salí un poco por los alrededores de la Plaza Mayor, en donde se encuentra la Municipalidad de Lima, el Palacio de Gobierno y La Catedral de Lima. Recuerdo que lo que me asombraba mucho es la estructura de damero de la ciudad, que hacía que muchas veces me perdiera por la similitud entre plazas solamente dentro del mismo centro de la ciudad.

Pero, si bien el centro de Lima es precioso y se pueden apreciar obras arquitectónicas de la época colonial, como los hermosos balcones, muchos de los cuales han sido restaurados después de mucho tiempo para darles un aspecto colonial muy real como si nos encontráramos en la época, había más cosas que ver por Lima.

Costa Verde, Lima - Perú

Costa Verde, Lima - Perú

Una de las deficiencias creo yo de esta ciudad era el tráfico, si bien todas las ciudades en crecimiento tienen un tráfico que crece día a día, Lima es muy desordenada en ese sentido. Según me explicaba mi amigo, esto se debe primariamente a que en Lima circulan demasiados coches, entre los que se cuentan los de transporte público, taxis informales y formales y no hay forma de frenar la oferta de taxis que supera a la de habitantes en la ciudad.

Pero bien, cuando llegó la hora de almuerzo quedé sencillamente impresionado, la variedad de comidas que hay en Lima, según me contó mi amigo, casi resume la variedad de comidas que hay en todo el país. En la capital, hay instalados restaurantes que pueden llegar a ofrecer platillos de las comunidades más extrañas y alejadas del Perú, y esa era una experiencia que no podía dejar pasar de largo, sobre todo si mis intenciones por ese viaje eran solamente el quedarme en Lima.

Lo que sí, luego de probar la comida y sentir el afecto que se da al extranjero por esas tierras, no me queda la duda de poder volver al Perú, pero esta vez tal vez visitar otros lugares como Machu Picchu u otra localidad.

Foto 1 en Flickr

Foto 2 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...