Las pagodas de Birmania no se pueden escalar (otra vez)

Los templos de Birmania van a estar más seguros ahora que se ha prohibido la escalada en los mismos.

Templos

El gobierno de Birmania no se pone de acuerdo. En el pasado año 2016 tomaron la importante decisión de prohibir que los visitantes escalaran las conocidas pagodas que representan la región. El objetivo era asegurar la resistencia de estos emblemáticos monumentos que dejan con la boca abierta cada vez que los vemos de cerca.

Pero la decisión no fue bien recibida por la industria del país. El sector turístico se opuso a la idea y argumentó que si esto se mantenía las tasas e ingresos por turismo se iban a reducir de forma significativa. La presión que realizó el sector turístico fue tan intensa que al final el gobierno tuvo que meter marcha atrás y anunciar que había tomado la decisión definitiva de dejar las cosas como estaban. Por lo tanto, se podría continuar escalando y subiendo a las pagodas para disfrutar de esas inolvidables vistas que ofrecen.

No obstante, el gobierno ha vuelto a cambiar de opinión y ha decretado que la escalada a las pagodas vuelve a quedar prohibida. ¿Por qué este repentino cambio de pensamiento? En esta ocasión la justificación se encuentra en que la UNESCO está valorando la oportunidad de convertir la zona arqueológica de Bagan en Patrimonio Mundial, pero para que esto ocurra se les deben dar buenos motivos.

Y un buen motivo es comenzar prohibiendo de nuevo la escalada para demostrar a la UNESCO que el gobierno se toma muy en serio la candidatura de este lugar a convertirse en Patrimonio Mundial protegido. Los múltiples templos que hay a lo largo y ancho de Bagan hacen que este sitio de Birmania genere cada vez un mayor interés. Su construcción data de entre los siglos X y XIV y tienen una relevancia extrema entre quienes practican el budismo. Hasta hace unos años no estaban en riesgo, pero a medida que los turistas del mundo entero han descubierto este lugar el deterioro de las pagodas ha sido cada vez mayor.

Si bien es cierto que es posible que caiga el nivel turístico debido a la prohibición, el gobierno va a intentar fomentarlo y contrarrestar este inconveniente con planes alternativos. Por ejemplo, una idea para suplir a la escalada será que los turistas puedan montarse en un globo que les lleve hacia las zonas más altas de las pagodas, lo que les permitirá disfrutar de esas fantásticas vistas que mencionábamos antes. También se restaurarán algunos de los templos que fueron dañados en un grave terremoto ocurrido en el pasado año 2016.

Vía: danieldelange

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...