La vuelta al mundo en 180 días con el crucero de Oceania Cruises

La compañía Oceania Cruises invita a los viajeros a disfrutar de una experiencia única por el mundo entero.

Vuelta al mundo

¿Recordáis a Willy Fog? el intrépido aventurero demostró que se podía recorrer el mundo en 80 días. Y lo cierto es que sería toda una maravilla poder seguir sus pasos a lo largo y ancho del planeta. Por ahora la propuesta que trae la empresa de cruceros Oceania Cruises, una de las líderes del mercado, no es esta, dado que han aumentado el periodo del viaje para que llegue a nada más y nada menos que 180 días. ¿100 días más? Con ese tiempo el bueno de Willy no habría tenido ninguna complicación. En este caso vamos a ser nosotros los que las tengamos, porque tomarnos 180 días de vacaciones… cómo decirlo, suena a una buena fantasía ¿verdad? Pero sabemos que si existen este tipo de propuestas es porque hay quien se lo puede permitir (¡disfrutadlo por nosotros!).

¿Pero en qué consiste este súper crucero que se recorrerá el globo de esquina a esquina en el año 2021? La propuesta implica realizar más de 39 mil millas naúticas, que incluso sin dominar de este tipo de medida nos podemos imaginar que es una auténtica bu-rra-da. Surcaremos tres océanos y 44 mares distintos para detenernos en 100 puertos de un total de 44 países. Si hacéis este crucero os podéis dar por satisfechos como viajeros para toda la vida, eso está clarísimo.

Pero hablemos de lo que hay que hablar: el precio. Lamentablemente no podemos hacerlo (todavía), porque desde Oceania Cruises han lanzado la piedra y han escondido la mano. Nos ponen los dientes largos con todo lo que os vamos a contar en la noticia y luego se callan el precio para que nos quedemos con las ganas de saber si podríamos permitírnoslo (nosotros seguro que no, eso lo damos por garantizado).

El viaje dará inicio el 9 de enero de 2021 en Miami, para que hayamos tenido tiempo incluso de celebrar los Reyes Magos en España (que de eso los norteamericanos no tienen mucha idea). Y dará final el 9 de julio en la ciudad de Nueva York. Nos parece tan espectacular que nos estamos planteado la idea de solicitar un buen préstamo personal, uno tipo “hipoteca para toda la vida”, que nos lo permita pagar y cubrir nuestro puesto de trabajo ese tiempo que estemos fuera.

Lo mejor (o peor para la cartera) es que el crucero es de un lujo de nivel increíble. Es decir, que no solo la propuesta y el itinerario destacan, sino que también lo hace el propio crucero, el servicio que se nos proporcionará y los distintos incentivos que nos encontraremos a bordo. Dicen los responsables del crucero en el comunicado de prensa que nos ha enamorado, que durante el viaje visitaremos islas paradisíacas, montañas deslumbrantes y aldeas lejanas que han sido exploradas por la civilización de forma mínima. Es decir, que tendremos un viaje en el cual nos encontraremos con contrastes constantes para que la aventura sea inolvidable. Mientras viajamos tendremos masajes, talleres de aprendizaje de todo tipo de actividades y mucho más.

Aventura mundial

La misión de Oceania Cruises no solo es hacer caja y pasar a la historia por el que podríamos decir que es el crucero más impactante de los últimos años, sino que también quieren educar. Los viajeros podrán conocer los contrastes existentes entre todas las culturas del mundo, ver distintas formas de vivir y dejarse imbuir incluso por el ambiente de lugares en los que coinciden varias sociedades totalmente opuestas en sus tradiciones. Pasando a repasar todo lo que ofrecerá el crucero tenemos lo siguiente, ojito que la cosa está que arde: seis continentes, 100 puertos, 125 Sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, tres días en Rangún, Birmania, tres días en Estambul, Turquía y la oportunidad de hacer noche en destinos como Bora Bora, Hong Kong, Saigón, Singapur, Dubái, Jerusalén, Venecia, Lisboa, Burdeus y Sevilla.

Algunas de las paradas tendrán actividades especiales y una programación llena de interés para todos los viajeros. En Estambul siglos de historia se darán cita ante nosotros mientras descubrimos un bazar tradicional, probamos la comida de la región o nos lo pasamos bien con algunas de las propuestas de entretenimiento más recomendadas por los expertos. En Livorno, Italia, pasaremos un tiempo en el resort Alpemare Beach, donde probaremos el mejor vino, comeremos en un entorno rural de primera y asistiremos a un concierto del hijo de los propietarios de la finca.

En Dublín asistiremos a una actuación en privado de la tropa Riverdance en la histórica Mansion House, mientras que en Hilo, Hawái, tendremos la oportunidad de ver a los mejores atletas participando en los Makahimi Games en el Umauma Falls Nature Center. Y no nos olvidemos de Birmania, donde descubriremos el modo de vida de las civilizaciones más antiguas de la región y nos podremos sumergir en ella a través de una representación fiel de tiempos pasados. También disfrutaremos de una barbacoa. Otras de las actividades que haremos incluyen visitar el el Uluru mágico, Angkor Wat, los templos antiguos de Bagán, el Taj Mahal, el reino de Nepal con tres noches, las pirámides de Egipto y además disfrutaremos (nosotros menos, eso está claro), de una noche de la España tradicional.

Vacaciones inolvidables

Si decíamos que creemos que el precio de este crucero será elevado es porque lo que sí se hace en el comunicado de prensa es decirnos todo lo que está incluido con el billete. Y hay tantas cosas incluidas que el dineral que nos van a cobrar por el pasaje tiene que ser increíble. Entran, por ejemplo, obsequios por valor de 8200 dólares, 70 excursiones, 7000 dólares de crédito a bordo si no queremos las excursiones, estancia pre-crucero de lujo, envío de maletas, transferencias entre el viaje, servicio de lavandería, internet, atención médica, cena gratis en todos los restaurantes del crucero, bebidas ilimitadas y todos los talleres de acceso gratuito. Si sumamos y sumamos todo lo que se incluye se nos hacen los ojos chiribitas pensando en lo mucho que habrá que pagar por el pasaje. Pero soñar… es gratis ¿verdad? A todos nos gustaría poder permitirnos unas vacaciones como estas.

Como salvo que alguien de Oceania Cruises nos mande un billete dorado para que hagamos una cobertura del crucero e inmortalicemos nuestras impresiones para el público español (guiño, guiño, por si cuela), no vamos a poder disfrutarlo, nos limitaremos a informar. Y vamos a seguirle la pista al crucero para que cuando dé comienzo podamos informaros de cómo les van las cosas a los afortunados que tengan la oportunidad de viajar en él. ¿Qué ocurrirá durante el viaje? ¿se generará alguna relación entre viajeros solitarios que se encuentran a bordo y que descubren el amor en conjunto? ¿habrá algún divorcio a los 30 días del viaje con el problema que eso implicaría para el desarrollo del resto del viaje? ¿enfermará alguien durante tanto tiempo viajando? ¿se les curarán los mareos a quienes no aguantan ir en barco?

Posiblemente dependiendo de lo que ocurra la experiencia podría dar de sí para al menos un buen reality show, uno en el cual conociéramos a algunos de los viajeros. Por si Oceania Cruises está interesada en buscar participantes que luzcan bien delante de la cámara… ¡nosotros también nos ofrecemos! Todo sea por poder poner un pie en el barco sin tener que seguirle los pasos a Leonardo DiCaprio en su subida al Titanic.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...