La llanura roja de Australia: Ayers Rock

Ayers Rock, situada en Australia.

Unos lo llamamos Ayers Rock, mientras que otros lo llamana Uluru. Este último es el nombre que los aborígenes de Australia llaman a una espectacular montaña de enormes dimensiones de hasta 318 metros de alto, 8 kilómetros de perímetro, y una intensa y penetrante arena rojiza. Situada en pleno centro de Australia, esta llanura constituye uno de los lugares más bellos y más majestuosos de todo el continente de Oceanía.

Un lugar que significa totalmente sagrado para los nativos del lugar, pero muy nativos, es decir los aborígenes. Una zona considerada el origen de todo lo que conocen, ya que la primera vez que llegó un hombre blanco a Australia, lo primero que vio fue Uluru o Ayers Rock, en 1873. Este hombre, William Gosse, explorador y aventurero, descubrió esta magnífica montaña que se eleva en mitad del desierto. De este modo decidió bautizarlo en honor a Henry Ayers, el primer ministro australiano de aquella época.

Lo realmente grandioso de viajar hasta Ayers Rock es que, por su posición tan deshabitada, por encontrarse en mitad del desierto y la llanura de Australia, los hoteles y alojamientos que se encuentran allí para los turistas, se pueden conseguir a muy buen precio.

Esta zona es la casa en la que habitaron tribus y pueblos inmemoriables como Yankunytjatjara y Pitjantjatjara, casi impronunciables, y más conocidos como Anangu. Pero tras la colonización de los hombres occidentales, que tomaron el territorio australiano, los aborígenes fueron despojados de toda la región que les pertenecía. Sin embargo, fue relativamente hace poco, en 1985, cuando en un momento y acontecimiento que pasará a la historia, las autoridades australianas les devolvió todo el territorio y toda la superficie que rodea a Ayers Rock de vuelta a los aborígenes.

Poco después, en 1995 toda esta zona conocida como el Parque Nacional Australiano decidió reconvertirse en un nuevo símbolo para toda la cultura del país, y pasó a denominarse, por su estructura, en Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, como homenaje y reconocimiento a toda la historia y comunidad Anangu. Además, este símbolo nacional ha sido reconocido como Patrimonio Mundial de la Humanidad por todo el esplendor que desprende.

El Ayers Rock, lugar místico, rojo, y cambiante. Un lugar producido por la erosión de la tierra que acabó convirtiéndose en una gran llanura roja. Un lugar que, según la hora del día en la que aparece el Sol, los rayos aparecen reflejados de una manera diferente, convirtiendo la llanura en un continuo espectáculo digno de contemplar con los ojos.

Foto 1: Robert Nyman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...