La imponente Selva Peruana de Manu

Perú conserva cantidad de tesoros naturales: entre ellos, la selva tropical de Manu, hoy espacio protegido y parque nacional, es uno de ellos, que bien valdrá la pena conocer, ya que conserva la mayor diversidad biológica del mundo.

Selva Manu

Perú es un país que siempre sorprende: con una naturaleza que llama la atención en relación con su diversidad y disposición, su cultura propia rica y vistosa, y de los vestigios incas más importantes de América del Sur. Su territorio conserva cantidad de paisajes que van desde valles y altiplanos, hasta las cadenas montañosas de la imponente cordillera de los Andes.

Pero también hay selvas: la región amazónica se encuentra hacia el este de este bello país, y cantidad de bosques y zonas selváticas, de frondosa vegetación, se dispersan por gran parte de su territorio. Dentro de este conjunto destaca una selva salvaje y rebosante de vida, la Selva Peruana de Manu, que constituye el Parque Nacional del Manu.

Se trata de un exuberante territorio que se encuentra en la región sur oriental de Perú, de unos dos millones de hectáreas, y donde además se dice que podría seguir escondida la ‘Ciudad perdida de los Incas’, Paititi. Su área, en específico, comprende parte de la serranía del departamento de Cusco y la selva de otro departamento vecino, llamado Madre de Dios.

Es una selva rica en flora y fauna, que alberga una gran variedad de hábitats entre los que se cuentan del tipo alto andino, bosque de nubes y la más pura selva tropical.

Si bien la visita al Parque Nacional del Manu está restringida, sí se puede concurrir a las adyacentes Zona Reservada y Zona Cultural, donde poder observar las características de esta particular región, y encontrar atractivos para disfrutar e incluso albergues para turistas.

El Manu conserva cerca del 10 por ciento del total de las especies vegetales de todo el mundo: una sola hectárea de esta región (su selva) puede ser hábitat de más de 220 especies de árboles, mientras que una hectárea de bosque templado en Europa, unas 20. Muy probablemente, el Parque Nacional del Manu sea el espacio protegido que mayor diversidad biológica tiene en el planeta.

Existen varias rutas para acceder a Manu: las dos principales parten de la ciudad de Cusco, la primera de ellas demandará unas 12 horas aproximadamente, hasta Atalaya o Shintuya, vía terrestre, y ya luego quedará otro tramo para hacer vía fluvial, a través de los ríos Alto Madre de Dios y Manu.

La segunda de las rutas posibles es más breve, vía aérea, hasta la localidad de Boca Manu (unos 30 minutos), y luego, por el río Manu, vía fluvial (otras cuatro horas). Aunque su acceso puede llegar a ser un tanto engorroso, y demandar tiempo, visitar esta zona única del Perú valdrá la pena.

Foto Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...