La histórica Roma

Es una de las ciudades que más importancia tiene debido a la riqueza histórico-monumental que posee. Cuenta con muchos atractivos para el turismo (llegan millones cada año), como el Vaticano, el Panteón, el Foro Romano y el Coliseo (su monumento más antiguo).

(Foro romano. Foto: es.wikipedia.org)

Roma, capital de la provincia homónima (y antiguamente del Imperio Romano), está situada en la región del Lacio, a orillas del río Tíber. Es por excelencia una de las ciudades más importantes en la historia de la humanidad, y por ello hoy su principal base económica es el turismo. Busca ya tu hotel en Roma.

Cuenta con una incomparable riqueza histórico-monumental, y además es la capital del mundo católico, debido a que en su núcleo urbano se encuentra el Estado Ciudad del Vaticano (creado en 1929).

Los millones de turistas que llegan a Roma cada año quieren conocer sus tesoros más preciados, como sus museos (donde hay obras de arte de gran relevancia) o sus emblemáticas ruinas. Entre ellas destacan el Panteón, uno de los edificios mejor conservados de la Roma antigua.

También el Foro Romano, zona sobre la que se desarrolló la antigua metrópoli. En la actualidad es célebre por sus monumentos, edificios y otras importantes ruinas, como: Templo de Cástor y Pólux, Templo de Rómulo, Templo de Saturno, Templo de Vesta, Templo de Venus y Roma, Basílica Emilia, Basílica Julia, Arco de Septimio Severo, Arco de Tito, Rostra, Curia Hostilia, Tabulario, etc.

(Coliseo. Foto: es.wikipedia.org)

Pero en Roma se destaca uno de sus monumentos más antiguos, el Coliseo (construido al este del Foro Romano) que en sus orígenes se llamó Anfiteatro Flavio. Se trata de uno de los atractivos más populares por, entre otros motivos, tener estrecha relación con la Iglesia Católica Romana, porque el Papa encabeza el viacrucis cada Viernes Santo.

Es un gran edificio ubicado en el centro de la ciudad (en la antigüedad tenía un aforo para 50000 espectadores), donde en sus comienzos se realizaban las luchas de gladiadores y espectáculos públicos.

Se construyó entre el 70 y el 72 -por órdenes del emperador Vespasiano-, se completó en el 80 -por el emperador Tito- y se modificó durante el reinado de Domiciano. El Coliseo se usó durante casi cinco siglos, y allí se celebraron los últimos juegos de la historia (siglo VI).

Se trata, en definitiva, a pesar de su estructura estar dañada por terremotos y picapedreros, una de las representaciones mejor conservadas de la arquitectura romana.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...