Islas Vírgenes estadounidenses, un conjunto de islas paradisíacas

Las Islas Vírgenes estadounidenses viven básicamente del turismo que acude a ellas cada año. Son islas paradisíacas donde se puede practicar deporte, hacer senderismo, perderse por sus playas de arena blanca, hacer submarinismo en sus aguas de color azul turquesa, ir de compras o bailar en las discotecas en el ambiente nocturno.Son cuatro islas principales y una docena de islas mas pequeñas.

Las Islas Vírgenes estadounidenses pertenecen al archipiélago de las Islas Vírgenes al este de Puerto Rico. Este archipiélago lo forman las Islas Virgenes estadonidenses y las Islas Vírgenes Británicas, todas ellas pertenecientes a las Islas de Barlovento y que se encuentran entre el Océano Atlántico y el mar del Caribe. Muchas de ellas, por no decir todas, sirvieron antaño para escondites de piratas y bucaneros que aprovechaban la buena situación estratégica de las islas para atacar a los barcos que pasaban hacia el mar del Caribe.

La Isla de St.John, uno de los paraísos más bellos del Caribe.

Las Islas Vírgenes estadounidenses están formadas por cuatro islas mayores y varias islas más pequeñas, aproximadamente unas doce. De entre las islas mas importante destacamos la isla de Saint Thomas (Santo Tomás) con 83 kilómetros cuadrados, la de Saint John (San Juan ) con 52 kilómetros cuadrados, la de Saint Croix (Santa Cruz ) con 207 kilómetros cuadrados y finalmente la de Water Island (Isla del Agua) que es una pequeña isla de origen volcánico a tan solo un kilómetro de la de Saint Thomas y a la cuál se llega fácilmente en uno diez minutos a través de un servicio de ferry. En la isla de  Saint Thomas tenemos la capital del archipiélago y principal puerto de la isla: Charlotte Amalie (Carlota Amalia).

Por las Islas Vírgenes estadounidenses han pasado españoles, ingleses, franceses, belgas  y daneses, estos últimos convirtieron las islas en el año 1754 en una colonia perteneciente al Reino Danés. Este territorio se llamaba “Indias Occidentales Danesas” y  fueron compradas por Estados Unidos en el año 1917 por miedo a que fueran capturadas por los alemanes durante la Primera Guerra Mundial.

Estas islas paradisíacas son muy pintorescas porque en ellas se puede ver el paso del tiempo y la huella del colonialismo. Son islas de un atractivo turístico muy conocidas en todo el mundo por sus aguas de azul turquesa, playas de arena blanca típicas del Caribe,  restaurantes con comida isleña y sofisticada, etc. Cada Isla tiene su propio encanto, por ejemplo en la isla de  Saint Croix se pueden ver edificios daneses de estilo colonial, en la isla de Saint Thomas hay muchas tiendas y tiene el puerto principal, en la capital  Charlotte Amalie con gran movimiento tanto de día como de noche. La isla de Saint John es un poco más tranquila y por ella se puede hacer senderismo y visitar sus numerosas calas.

Para ir de islas en isla existen varias formas, entre ellas hay pequeños vuelos o ferrys. En todas ellas se pueden practicar diferentes deportes, sobre todo náuticos como vela o windsurf o bien practicar submarinismo o buceo para ver los corales que rodean a las islas. Estas islas son visitadas continuamente por numerosos cruceros que paran en sus puertos, sobre todo en la capital: Charlotte Amalie.

Foto |  Rennett Stowe en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...