Islas Feroe, un lugar sacado de un cuento

Islas Feroe.

Existen lugares que ni siquiera imaginamos encontrar en un globo terráqueo, pero que sin embargo, forman parte de todo el conjunto de lugares increíbles, de lugares que enamoran, lugares con los que todo el mundo sueña. Las islas Feroe son un conjunto de islas situadas al noreste de Escocia. Muy difíciles de encontrar en los mapa, cuando uno las encuentra y las visita, no se olvidará de la experiencia jamás.

Esta región constituye uno de los paisajes más bellos de toda la geografía mundial. Con un aire completamente puro, y rodeado de una espectacular naturaleza, estas islas verdes surgieron en pleno Mar Atlántico. Con un clima marítimo,considerado oceánico, es bastante imprevisible saber qué ropa es la adecuada para cada día. Días de sol, niebla y lluvia, las islas Feroe disponen de un clima atípico para su ubicación. A pesar de estar situadas en aguas atlánticas, el clima que rodea las islas es suave y moderado, lo que provoca que las aguas del puerto no se congelen. Un temporal digno de unas islas tan bellas.

Los habitantes de estas islas son personas que muestran todo el calor que pueden ofrecer. Consideradas como muy hospitalarias, los turistas de estas islas comparten la opinión de que al llegar a este territorio, toda la población los recibe con los brazos abiertos y dispuestos a ofrecerles todo lo que esté a su alcance.

Las Islas Feroe están constituidas por 18 islas verdes que surgieron del mar en pleno centro del Atlántico Norte. Los habitantes son personas realmente cálidas y hospitalarias que te esperan con los brazos abiertos. Con una economía dedicada a la pesca y al turismo, los feroeses deben potenciar la tecnología para hacer de su lugar de residencia una región más cómoda a la que viajar y con mejores reclamos turísticos.  Sin embargo, lo espectacular de las islas es la convivencia de la población en armonía con la naturaleza. Pasado y presente unidos para hacer del lugar un sitio único e irrepetible.

A estas islas hay que añadirles la fauna única que habita en dicha tierra, aves y mamíferos que complementan a estas islas con su encanto y su belleza. Sin embargo, existe, en las islas Feroe, un lado oscuro. La caza de ballenas ha ido incrementando a lo largo de los años, constituyendo dicho territorio como principal ubicación para tal brutal práctica. Un hecho que ensombrece la belleza de las maravillosas islas, y la buena imagen que los propios feoreses representan.

Unas islas en las que los tejados son de hierba, y las colinas de ensueño.

Foto: Federació d’Escacs Valls d’Andorra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...