Islandia, el paraíso situado junto al Polo Norte

Islandia es uno de los países que tiene los paisajes más bellos del planeta. En verano se pueden disfrutar de excursiones hacia los glaciales y otros escenarios únicos. Mientras que en invierno se podrán contemplar las auroras boreales, uno de los fenómenos atmosféricos más impresionantes.

Aurora boreal en Islandia

Quizás no te lo hayas planteado mucho, pero existe una tierra al norte que no se parece en nada a cualquier otro rincón del mundo. Me refiero a Islandia, antigua tierra de vikingos. El principal atractivo turístico de esta isla se localiza en los meses de verano, cuando más se pueden disfrutar de las sorprendentes formaciones geológicas. La actividad volcánica de Islandia es bien conocida –hace menos de un año el volcán Eyjafjalla dejó a millones de personas en tierra debido a la ceniza expulsada–, tanto es así que se calcula un promedio de cinco años por erupción volcánica. No obstante, el país es bastante seguro y se pueden organizar algunas excursiones para conocer de cerca alguno de estos gigantes de lava.

Durante el verano se podrán observar algunos de los fenómenos más interesantes de las latitudes extremas, por ejemplo, el sol de medianoche o las noches blancas. Por eso, hay que tener cuenta que uno de los inconvenientes cuando se viajan a lugares tan cercanos a los polos es el insomnio que puede causar el exceso de luz. Si, por el contrario, decides viajar en invierno, has de saber que serás testigo de uno de los fenómenos atmosféricos más impresionantes que existen. Las auroras boreales se dan entre los meses de octubre y marzo, pero con mayor frecuencia en enero y febrero, cuando las temperaturas en la atmósfera son más bajas.

Sin duda, Islandia no posee la belleza arquitectónica de otros países como España o Italia, pero pocos sitios pueden presumir de los paisajes naturales de esta isla. Por eso, este destino es muy propicio para aquellos viajeros que estén interesados en practicar deportes al aire libre: trekking, rafting, escalada o esquí. Para todo ellos, Islandia es un auténtico paraíso.

Aunque es un lugar bastante demandado por los viajeros europeos, lo cierto es que los precios para volar a Islandia no son precisamente baratos. Un vuelo “económico” te puede salir por unos 400 euros. Además, el coste de la vida en la isla es bastante elevado, por lo que se puede encarecer aún más el viaje. Y ya que uno está allí no puede dedicarse a ver exclusivamente Reykiavik, sino que también ha de aprovechar para visitar las maravillas naturales que ofrece este país, entre las que destacamos las aguas termales, algunas de ellas situadas en lugares impensables, o cascadas preciosas como la de Seljalandsfoss. En definitiva, Islandia es un lugar que hay que visitar.

Foto: Deivis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...