Ideas para irnos de vacaciones manteniendo el distanciamiento social

Incluso en la situación en la que nos encontramos podemos disfrutar de unas pequeñas vacaciones poniendo en práctica planes que nos permitan mantener las distancias.

En los tiempos en los que nos encontramos es imprescindible que continuemos haciendo distanciamiento social y que nos mantengamos alejados de todas las personas para evitar infecciones. Pero eso no significa que cuando la situación mejore o tengamos opción no nos vayamos de vacaciones. No obstante, si lo hacemos tiene que ser manteniendo las distancias y asegurándonos de que no nos exponemos a ningún tipo de peligro. ¿Cómo hacerlo?

Para conseguirlo os traemos algunas ideas que os podrían servir dentro de este contexto, siempre teniendo en cuenta la importancia de aplicarlas con seguridad y mucho cuidado.

1. Viajar por carretera

Los road trip son muy populares no solo en América, donde es parte de su tradición viajera. Al hacer este tipo de viaje lo que estamos haciendo es evitar meternos en un tren, un autobús o cualquier otro tipo de transporte público, lo que aumenta nuestras posibilidades de mantenernos a salvo. También aporta otras ventajas, como la oportunidad de reducir los costes de las vacaciones, porque si viajamos en un vehículo caravana, por ejemplo, no necesitamos invertir en alojamiento. Y no menos importante, si podemos trabajar a distancia será una buena forma de que lo hagamos en la máxima de las tranquilidades.

2. Busca un pueblo abandonado

La España rural está llena de lugares que desgraciadamente han quedado abandonados. Son muchos los pueblos que están deshabitados porque a lo largo del tiempo sus vecinos han decidido mudarse a las grandes ciudades. Eso ha dejado casas vacías y todo tipo de estructuras que en el pasado estuvieron llenas de vida, pero que en la actualidad no tienen ninguna utilidad. Si viajamos a este tipo de lugares y lo hacemos con respeto, respetando los lugares que visitemos, podremos disfrutar de viajes excelentes.

3. Irnos de camping

Esta es una oportunidad excelente para mantener la individualidad del espacio (solos, en pareja o en familia) y al mismo tiempo disfrutar del aire libre de una manera muy natural. Es recomendable que nos aseguremos de las zonas de camping que tenemos cerca de nuestra ciudad, en especial si hay algún parque nacional en el que tengamos la oportunidad de hacerlo. Si es nuestra primera vez puede ser una experiencia que nunca olvidaremos.

4. Visita a la familia

Siempre asegurándonos de que estamos cumpliendo con la normativa y que no nos exponemos a riesgos, puede ser una buena idea que hagamos una visita a la familia. Los primos, los hermanos u otras personas a las que hace tiempo que no visitamos. Seguramente signifique ir a una ciudad cercana y disfrutar de un pequeño cambio de aires que le sentará de manera fabulosa a toda la familia.

5. La playa fuera de temporada

Ahora que ha acabado el verano y que cientos de personas ya no se agolpan en las playas, puede ser un buen momento para visitar este tipo de lugares. Lo ideal puede ser un paseo por la orilla, un rato tocando la arena con los pies, caminar por el paseo de la playa sintiendo el viento… hay muchas oportunidades para relajarse en un entorno que no estará tan concurrido como en los últimos meses.

6. Irnos de excursión

Si somos activos el cambio de temperatura con el cual nos encontramos ahora va a ser ideal para que nos vayamos de excursión y de caminata por la montaña y lugares que nos ofrezcan la oportunidad de alejarnos de las grandes ciudades. Como siempre, con cuidado y contando con el equipo necesario para que no nos encontremos con ningún tipo de peligro o impedimento.

7. Explora tu propia ciudad

Seguro que hay multitud de lugares en tu ciudad que desconoces y que podrían resultar muy interesantes. Seguiremos alojándonos en nuestro propio hogar, con todo lo que eso conlleva, pero descubriremos sitios de lo más curiosos y pasaremos un día totalmente distinto. A veces estamos habituados a la comodidad de nuestra zona de confort dentro de nuestra ciudad y eso nos lleva a no explorar de manera conveniente. Pero si le dedicamos un poco de tiempo nos llegaremos a sorprender de forma muy positiva.

8. Turismo virtual

No es que nos entusiasme particularmente esta opción, pero el turismo virtual siempre es algo que podemos practicar con la máxima comodidad y seguridad. Una buena idea es visitar lugares virtualmente que luego nos podría llegar a gustar visitar en vivo. O usar las muchas webcam disponibles en ciudades para que nos sintamos inmersos en un entorno totalmente distinto que nos haga sentir nuevas experiencias.

Optemos por el estilo de vacaciones que optemos tratemos de disfrutar y de tener unos días que nos permitan desconectar. Siempre usando mascarilla, respetando las distancias y asegurándonos de que no nos exponemos a ningún tipo de riesgo. Las vacaciones más tradicionales volverán antes o después, pero mientras tanto tenemos que buscar alternativas que nos permitan disfrutar de la vida incluso en un momento complicado como el actual.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...